domingo, 20 de agosto de 2017

¡NO TE LO PIERDAS! Deporte venezolano recibe apoyo de empresas italianas

La migración de italianos a Venezuela en la década de los sesenta ha dejado frutos positivos en el país. Actualmente los extranjeros que decidieron convertir Venezuela en la nueva tierra para hacer su familia tienen negocios, organizaciones y empresas prósperas que aportan al aparato productivo de la nación. Además de aportar en la economía nacional, también apoyan al talento deportivo.

Armando Iachini
Noel Camacho

Armando Iachini, directivo de la empresa italiana en Venezuela Construcciones Yamaro, puntualizó que su organización ha prestado apoyo a atletas, como el criollo Noel Camacho. Este deportista asistió a España y Portugal para representar a la pequeña Venecia en un evento deportivo el año pasado.

“Noel tiene más de 10 años trabajando como mesonero en un conocido restaurante de Caracas y todos los días se levanta con la ilusión de conseguir triunfos importantes para su país en el atletismo, es por eso que no vacilamos en apoyarlo. La historia de Camacho está muy ligada al logro y al esfuerzo, lo que lo hace un caso muy especial”, dijo Iachini.

Construcciones Yamaro apoya a Noel Camacho como parte de su estrategia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que tiene vínculos estrechos con la organización financiera Bancamiga.

“Camacho viajó a Europa para participar en dos carreras de calle: una de 5 kilómetros y otras de 10 kilómetros, donde se darán cita los mejores corredores europeos, es por ello que el aporte de Yamaro constituye una ayuda fundamental para seguir motivando a grandes venezolanos que se esfuerzan día a día por dejar nuestra bandera en lo más alto”, expresó el vocero de la compañía.

Armando Iachini


Construcciones Yamaro es una empresa que se constituyó formalmente en 1974 luego que sus fundadores, Pasquale Iachini y Alfonzo Marrozzi, decidieran en octubre de 1950 asentarse en Venezuela buscando mejores estilos de vida. Parte de sus obras en el país son la construcción de la Autopista José Antonio Páez, la autopista Acarigua-Barquisimeto, la circunvalación Norte en el Estado Lara, La Autopista Cantaura-El Tigre, entre otras.

Por Armando Iachini

martes, 15 de agosto de 2017

Armando Iachini: Herencia italiana construye futuro en Venezuela

Venezuela históricamente le ha dado cobijo a un sinfín de extranjeros para que inicien una nueva vida en tierras de Latinoamérica. Los italianos son parte de los ciudadanos del mundo que han echado raíces en ese país libertado por Simón Bolívar.

Actualmente la cultura venezolano tiene influencias de los españoles, portugueses e italianos. Estos últimos han hecho aportes importantes en el acervo económico, influencia política y hasta en las ofertas de trabajo.

Armando Iachini


En la Venezuela moderna existen empresas de tradición que siguen sumando al país. Una de ellas es la compañía en materia de construcción Yamaro que se creó en octubre de 1950. Luego de la segunda guerra mundial, que concluyó en 1945, los jóvenes Pasquale Iachini y Alfonzo Marrozzi decidieron llegar a Venezuela para hacer su vida. Una vez en esa nación, iniciaron el proyecto de vida que hasta la fecha se mantiene en pie como una de las más sólidas empresas de construcción vial del país: Construcciones Yamaro.

“Luego de juntar todos sus ahorros, Pasquale Iachini y Alfonzo Marozzi en compañía de algunos familiares, deciden asociarse para adquirir un pequeño camión Fiat con el que se dedicarán al transporte de materiales de construcción. Con un total desconocimiento en el área de la construcción, comienzan a trabajar con mucho esfuerzo y sacrificio hasta que poco a poco van adquiriendo las destrezas necesarias que les permiten cimentar las bases de lo que luego sería formalmente Construcciones Yamaro”, reseña la historia de la compañía.

Para 1974 la empresa crece a un ritmo acelerado. Pasa de ser una subcontratista para convertirse en una totalmente independiente con la capacidad de realizar obras importantes. Para ese entonces sus principales trabaos se concentraron en los estados Apure y Guárico.

La empresa inmediatamente empieza a crecer vertiginosamente y en 1974 deja de ser una empresa sub contratista, para dar paso a su total independencia realizando obras de importancia en los estados Guárico y Apure. Una vez posicionados en la región, es hora de enfrentar el primer gran desafío: La construcción de la carretera San Fernando, Paso Arauca, Puerto Páez, en los confines del Estado Apure.

Armando Iachini


“Construcciones Yamaro, con mística, profesionalismo y un altísimo standard de calidad, abre las puertas al siglo XXI con paso firme, permitiéndole diversificarse, incursionando en el mercado hotelero, con la construcción de los hoteles D&D Inn Tibana Caracas y el Hotel Amazonía en San Fernando De Apure”, menciona el departamento de comunicaciones de la empresa.

Por Armando Iachini

martes, 4 de julio de 2017

¡DEBES SABERLO! Venezuela con rasgos italianos

La cultura italiana es una que ha permitido construir la Venezuela actual y moderna. Para nadie es un secreto que entre las décadas de los 40 y 60 Venezuela recibió a muchos ciudadanos del mundo que huían de la Segunda Guerra Mundial y de las consecuencias que esta trajo para diferentes naciones. Los italianos fueron uno de ellos.

Armando Iachini
Américo Vespucio
Inclusive, antes de esas décadas, los italianos ya habían realizado aportes importantes a la cultura venezolana. El nombre de Venezuela se debe a un genovés: Americo Vespucci quien hizo la comparación de la pequeña Venecia cuando contempló las tierras frente a la laguna de Sinamaica. También las primeras cartografías de Venezuela se deben a Agustín Codazzi quien en 1832 comenzó sus trabajaos topográficos, comenta Armando Iachini.

Desde esas fechas es imposible obviar el aporte de la cultura italiana a la venezolana. La fundación de algunas ciudades vino de la mano de italianos de gran experiencia. Tal es el caso Barquisimeto y Trujillo que estuvieron influenciadas por Francisco Graterolo, antepasado del libertador Simón Bolívar. Un nombre que resalta en la historia de Venezuela y que tiene raíces italiana es Castelli, un militar destacado de la época colonial y que cuyos restos reposan en el panteón nacional, junto con los de Codazzi.

Es importante resaltar que la de acuerdo con sociólogos y antropólogos, la inmigración italiana en Venezuela tiene “dos grandes momentos”.

Armando Iachini


“El primero se registra alrededor de 1860 y coincide con el período del Resurgimiento italiano, cuando la península buscaba la unificación de su territorio y la libertad, y descollaba la figura de Giuseppe Garibaldi como factor aglutinante de las tentativas revolucionarias. Esta circunstancia política, que afectaba también a la economía, motivó el que muchas familias, sobretodo garibaldinas, se vinieran a Venezuela y se instalaran mayoritariamente en los Andes.”, explica Guadalupe Burelli en su libro Italia y Venezuela: 20 testimonios.

Actualmente existen empresas que también son el reflejo de esa mano amiga venezolana le ha brindado a los italianos. En octubre de 1950 Pasquale Iachini y Alfonzo Marrozzi escaparon de Italia por las penurias consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Una vez establecidos en territorio venezolano iniciaron lo que hoy en día es una de las empresas más sólidas en materia de construcción vial: Construcciones Yamaro

Armando Iachini
Por Armando Iachini



martes, 6 de junio de 2017

Armando Iachini: La influencia de los italianos en Venezuela

Toda nación plural y diversa surge como consecuencia de la influencia de los grupos migratorios. A pesar de que existan muchos grupos –en su mayoría inclinados hacia un pensamiento de derechas- que afirman que la inmigración es un factor negativo para las sociedades, se ha confirmado que los países de mayor desarrollo tanto cultural como económico, son los que tienen una diversidad racial más pronunciada.


Armando Iachini


Son varios los beneficios que traen los grandes grupos migratorios, ya sean económicos, sociales o culturales. A mediados del siglo XX, concretamente en el período de 1940 entre 1960, hubo en Venezuela una primera gran oleada migratoria que contribuyó profundamente en el crecimiento poblacional y en el desarrollo del país. Los efectos socio-culturales y demográficos que dejó este proceso migratorio que es conocido como el de las “puertas abiertas” se perciben todavía, casi 70 años después.

Es bien sabido que la Europa del siglo pasado, estuvo sometida a numerosos acontecimientos de naturaleza convulsa que afectó considerablemente la calidad de vida de los europeos. Como consecuencia, muchos buscaban nuevos horizontes lejos de sus fronteras. El continente a escoger era, en su mayoría, América. En la caso de Venezuela, las nacionalidades que impactaron con mayor intensidad se encuentran la portuguesa, la española y la italiana, explica Armando Iachini.

Se estima que una gran población italiana se concentró en las zonas andinas, precisamente porque estas regiones les permitían hacer lo que mejor sabían, trabajar la agricultura. Si algo caracterizaba esta comunidad italiana que se estaba asentando en nuestros territorios, era su voluntad para el trabajo y para el progreso.

Armando Iachini

La influencia de la inmigración italiana se evidenció en la agricultura y de la construcción. Este último se puede notar empresas de la talla de Construcciones Yamaro, fundada por Pasquale Manzini y Alfonzo Marrozzi. Estos dos personajes llegaron a Venezuela muy jóvenes en la búsqueda de nuevos horizontes y una mejor calidad de vida. Desde temprano, comprendieron que el trabajo y la dedicación son pilares fundamentales si lo que se quiere es progresar. 

Por Armando Iachini

jueves, 18 de mayo de 2017

¡ENTÉRATE! ¿Cómo los italianos se amoldaron a nuestra idiosincrasia?

En diversas partes del mundo se han registrado desplazamientos migratorios por parte de italianos. En Suramérica, por ejemplo, este hecho está más que comprobado.

Armando Iachini

Los países con mayor cantidad de inmigrantes italianos nos encontramos con BrasilArgentina y Venezuela. Este éxodo numeroso que se dio en distintas regiones de nuestro continente compartía un interés en común: el de salir adelante y encontrar una estabilidad económica que su país en ese momento no les podía brindar.

Si hablamos de Venezuela, la comunidad italiana tuvo dos períodos relevantes de afluencia al país. El primero, que data de 1920, en el cual la mayoría se esparció por las zonas andinas para trabajar en lo que mejor sabían hacer: la agricultura. Los terrenos fértiles de los estados Trujillo, Táchira y Mérida eran ideales para el trabajo con la tierra, por ello los italianos se sintieron a gusto al pisar estas regiones.

El segundo período está comprendido en la mitad del siglo XX. En esta ocasión, las profesiones de los inmigrantes eran varias: zapateros, constructores, sastres, jornaleros, etc. Los mismos se dispersaron por distintas partes del país, pero principalmente en ciudades como Valencia, Caracas y Maracay.

Emprendimiento, esfuerzo, trabajo y desempeño son palabras que describen a muchos de estos italianos. Entre ellos nos encontramos con Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, dos jóvenes que dejaron sus tierras por la búsqueda de nuevas oportunidades.

Armando Iachini


Ambos visionarios, tras años de arduo trabajo, lograron formar una de las empresas más sólidas en cuanto a construcción vial del país, formalmente conocida como Construcciones Yamaro.

Por Armando Iachini

sábado, 13 de mayo de 2017

Armando Iachini: La relación entre Italia y Venezuela desde sus inicios

Venezuela ha enlazado una relación con Italia prácticamente desde su descubrimiento. Es bien sabido que Cristóbal Colón y Américo Vespucio son de origen italiano, lo que se traduce a que nuestro contacto con Italia viene desde los tiempos de la conquista. La primera impresión de Vespucio al ver las viviendas tradicionales de los indígenas sobre el agua, fue la de la semejanza del lugar con Venecia, lo que llevó al país a ganarse el epíteto de Pequeña Venecia.

Armando Iachini
Inmigrantes italianos
Pero la influencia italiana no solo se limita a ese aspecto, pues tiempo después una oleada de inmigrantes provenientes de Italia sería recibida por el país, comenta Armando Iachini. Este fenómeno se evidenció principalmente durante el gobierno de Isaías Medina Angarita, el cual flexibilizó las normativas migratorias con la finalidad de recibir  mayor mano de obra extranjera, pues el país al momento experimentaba un crecimiento económico nunca antes visto. Durante este tiempo, los europeos que llegaban al país lo hacían debido a las consecuencias que trajo consigo la Segunda Guerra Mundial.

Lo italianos que llegaron a Venezuela tenían diferentes profesiones: profesores, médicos, agricultores, sastres, modistas, zapateros, chefs y constructores. Formando estos últimos una vasta población de la comunidad inmigrante. Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi son un ejemplo de que con trabajo duro y dedicación, todo es posible.

Tanto Ianchini como a Marozzi fueron recibidos por el país a temprana edad. Ambos personajes tenían grandes aspiraciones, y las mismas se concretaron al momento en que su empresa, Construcciones Yamaro, se consolidó como una de las constructoras más influentes del país.

Armando Iachini
Construcciones Yamaro en sus inicios
Pero ellos dos no son los únicos empresarios de origen italiano exitosos en el país, muchos lograron hacerse empresarios exitosos en el país. Esto se debe a que el trabajo y la dedicación es para ellos una de las premisas si se quiere lograr el éxito. Son varias las historias que narran el triunfo de los extranjeros en nuestro país, pues este siempre ha brindado un sin límite de oportunidades.

Por Armando Iachini

martes, 9 de mayo de 2017

¡ATENCIÓN! El impacto laboral de la inmigración italiana en Venezuela

Los italianos son un pueblo que ha sabido cómo esparcir su cultura alrededor del mundo. A su vez, durante el siglo pasado fueron conocidos por su nomadismo, pues las problemáticas sociales que cundían en su país fueron un catalizador para que los italianos migraran buscando una mejor calidad de vida.

Armando Iachini 


La inmigración, entonces, sirvió como un medio para que diferentes países conocieran lo que es la italianidad. El legado italiano se evidencia en el arte, la arquitectura, la gastronomía y la música. Entre los principales países que fueron sitios en donde se asentaron notables comunidades de italianos, nos encontramos con Estados UnidosArgentinaBrasil y Venezuela.

En el caso de Venezuela, el éxodo italiano se asentó tanto en la capital como el interior del país, específicamente en los Andes, pues las fértiles tierras eran idóneas para la agricultura, comenta Armando IachiniNumerosas fueron las profesiones de los italianos que se acercaron al país, pero todos compartían el mismo propósito: surgir en un país que les ofrecía la estabilidad económica que Italia no les podía brindar al momento.

Cabe destacar que en cuanto a la fuerza laboral, la influencia de la inmigración italiana se evidenció sobre todo en el ámbito de la agricultura y de la construcción. Este último se puede notar empresas de la talla de Construcciones Yamaro, fundada por Pasquale Manzini y Alfonzo Marrozzi

Estos dos personajes llegaron a Venezuela muy jóvenes en la búsqueda de nuevos horizontes y una mejor calidad de vida. Desde temprano, comprendieron que el trabajo y la dedicación son pilares fundamentales si lo que se quiere es progresar. Construcciones Yamaro es el vivo ejemplo de que con empeño y trabajo duro, se construyen vías para el desarrollo de un mejor país.

Armando Iachini 


Si tienes un interés particular por conocer más sobre la situación de los inmigrantes italianos en Venezuela, el libro Italia y Venezuela: 20 testimonios, editado por la Fundación de la Cultura Urbana y recopilado por Guadalupe Borellireúne los testimonios de 20 italianos que emigraron durante el período mencionado.

Por Armando Iachini

viernes, 5 de mayo de 2017

Armando Iachini: Tres platos representativos de la gastronomía italiana

El legado cultural italiano está presente no solo en el arte, la literatura y la arquitectura, sino también en la gastronomía. Italia está dentro de los países que poseen un arte culinario que tiene un alcance internacional. El prestigio que ocupa esta gastronomía ha sido fuente de inspiración para muchos chefs, que toman las recetas tradicionales  para innovarlas con un toque adicional.

La intención que guarda este post es la de conocer un poco más la gastronomía italiana. A continuación, haremos una breve lista de los platos más tradicionales de este país.
  1. Panzerotti
Este plato entra en la categoría de antipasto, palabra que se traduciría al español como “antes del plato principal”. El aperitivo pertenece a Puglia, una de las regiones ubicadas al sur de Italia. Consiste en una mezcla de harina de trigo, levadura de cerveza y grasa de cerdo, la cual se convierte en una masa que debe ser horneada para luego comerla como unas empanadillas.


  1. Lasaña
Como sabemos, los italianos son conocidos por la calidad de sus pastas. Y no solo eso, ellos mismos son los que inventaron la pasta. La lasaña (lasagna en italiano) consiste en un plato que tiene varias láminas de que son separadas por un relleno que puede ser carne, pescado o verduras, siempre mezclado por la tradicional salsa boloñesa.


  1. Minestrone
Italia es también un país conocido por sus sopas. El minestrone se encuentra dentro de las más famosas. Su base es el tomate, las verduras, legumbres y macarrones. La receta varía dependiendo de la región del país, pues en las costas le agregan mariscos, mientras que las regiones del interior usan carnes y embutidos.


Afortunadamente y gracias a la inmigración masiva que hubo de italianos el siglo pasado, existen restaurantes de comida italiana en todos lados. En Venezuela, por ejemplo, hay muchas alternativas de las que elegir.

La labor de los italianos en este país no tiene fin. Desde costureros a maestros y doctores, todos han ayudado a construir un país. Un ejemplo de ello es Construcciones Yamaro, una empresa fundada por dos italianos que tenían una visión a futuro muy amplia que los llevó a crear una de las empresas constructoras más importantes del país.

Por Armando Iachini







martes, 25 de abril de 2017

¡IMPORTANTE! Personajes italianos que hicieron historia: Agustin Codazzi

Agustín Codazzi fue un militar nacido en Italia que tuvo un impacto muy notable en la historia de Venezuela. Aunque su profesión no era solo la de militar, pues también era un geógrafo, cartógrafo e ingeniero. Este personaje nació en la ciudad italiana de Lugo en 1793 y muere en Colombia en 1859.

Armando Iachini
Agustín Codazzi
La carrera militar de Codazzi fue muy prometedora, pues obtuvo logros dignos de mención en lugares como Florida, Panamá y Colombia. A pesar que regresó a su país natal luego de sus hazañas bélicas, nunca perdió de la vista a los territorios latinoamericanos a los que regresaría en el futuro.

Tras su regreso a América, Codazzi se codea de personalidades como Simón Bolívar, lo que llevaría a su carrera militar al ápice, puesto que durante esa época fue destacado al Departamento del Zulia, comenta Armando Iachini.

Su labor como cartógrafo no es menos importante que la de militar, pues a esta profesión le dedicó muchos años. Sus aportes en materia de cartografía fueron muy importante para entender el territorio que rodea a Venezuela y a Colombia. A él le debemos muchos avances relacionados a la geografía, por el motivo que a pesar de la época en la que vivía tuvo la pasión para trazar y explorar estas regiones a mano.

El legado de Agustín Codazzi se mantiene presente. “Hoy los caminos que aquel italiano recorrió a caballo y con instrumentos de medición precarios, pero vanguardistas en la mitad del siglo XIX, han sido reemplazados por cámaras aéreas de alta resolución, esquemas digitales y hasta por información captada desde satélites en el espacio”, indica Alejandro Alarcón en un artículo de El Espectador.

Mapa realizado por Codazzi
Pero Codazzi no ha sido el unico italiano que ayudó a construir el futuro de un país. Durante años, Venezuela recibió a migrantes italianos que buscaban nuevos horizontes. Los mismos se destacaron en diversas profesiones, Construcciones Yamaro es un ejemplo de ello, pues es una constructora que ha sido protagonistas de instalaciones viales de gran escala.

Por Armando Iachini

miércoles, 19 de abril de 2017

Armando Iachini: El legado italiano en Venezuela

Ser italiano es tener conciencia de un legado que nutre la cultura universal. Ya sea a través de la gastronomía, la pintura o la literatura, la herencia italiana parece estar siempre presente en la cultura actual. Los italianos, además, son conocidos por ser un pueblo de nómadas, pues la inestabilidad social del siglo XX los llevó a ampliar sus horizontes en búsqueda de una calidad de vida.

Armando Iachini

De esta forma, los italianos se esparcieron por distintos lugares del mundo, promoviendo su cultura en donde se estableciesen. El continente predilecto de los mismos era América, pues las economías en crecimiento de muchos de estos países servían de motivación para los que buscaban una mayor estabilidad económica.
Venezuela está entre los países que recibieron un gran flujo de inmigrantes italianos. Estos se asentaron tanto en la capital como en las zonas andinas, siendo esta última el ambiente idóneo para que se dedicaran a la agricultura.

Es así como se consolidó una comunidad de exiliados italianos, cuya intención era la de venir a estas tierras para dar lo mejor de sí y poder cumplir con todo lo que no podían hacer en sus países, explica Armando Iachini.

Podemos decir que de los italianos brindaron lecciones de vida importantes a los venezolanos. Entre ellas está la del trabajo duro como un medio para alcanzar todas las metas que nos propongamos. Son numerosos los ejemplos de italianos exitosos en el país, Pasquale Ianchini Alfonzo Marozzi son uno de ellos.

Armando Iachini

Ambos italianos llegaron muy jóvenes al país. A pesar de su corta edad, tenían algo que los unía: una visión que se concretaría años después como Construcciones Yamaro. Esta constructora ha estado a cargo de las obras más relevantes de Venezuela. La misma lleva décadas encargándose del buen desarrollo de la vialidad en nuestro país.

Por Armando Iachini

miércoles, 5 de abril de 2017

¡NO TE LO PIERDAS! El aporte cultural y social de Italia en Venezuela

A mediados del siglo XX, Venezuela era una de las mayores potencias económicas de Latinoamérica. Su creciente economía debida a la bonanza petrolera, atrajo a extranjeros que estaban en la búsqueda de nuevos horizontes.

Armando Iachini
Cultura Italiana
En este sentido, el país recibió con los brazos abiertos a una extensa ola de migraciones proveniente de diversas partes de Europa. En su mayoría, eran personas que escapaban de los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Es así como se consolidó una comunidad de exiliados italianos, cuya intención era la de venir a estas tierras para dar lo mejor de sí y poder cumplir todas sus metas propuestas, explica Armando Iachini.

Los italianos fueron uno de los grupos migratorios más resaltantes durante este proceso. Su influencia se evidenció en el ámbito de la agricultura y de la construcción. Este último se puede evidenciar en  empresas de la talla de Construcciones Yamaro, fundada por Pasquale Manzini y Alfonzo Marrozzi. Estos dos personajes llegaron a Venezuela muy jóvenes en la búsqueda de nuevos horizontes y una mejor calidad de vida.

El trabajo y la dedicación como pilares fundamentales que son necesarios para lograr nuestras metas, forma parte de la filosofía de vida italiana que ellos compartieron con nosotros. Construcciones Yamaro es el vivo ejemplo de que con empeño y trabajo duro, se construyen vías para el desarrollo de un mejor país.

Pero la influencia italiana no solo se limita a la construcción y la agricultura. El ámbito gastronómico también tuvo un impacto notable en el país. La gastronomía italiana se evidencia en los numerosos restaurantes italianos que se esparcen por toda la ciudad de Caracas. La mayoría asentados en zonas como La Carlota y La Candelaria.

Armando Iachini
Gastronomía Italiana
Así mismo, decidieron compartir parte de su legado cultural con los venezolanos. La tradición culinaria italiana es de nivel universal, por ello deberíamos sentirnos afortunados de tener un poco de ella en Venezuela.

Por Armando Iachini

lunes, 27 de marzo de 2017

Armando Iachini: La universalidad de la cultura italiana

Italia es un país que a pesar de su no tan vasta extensión, ha sabido cómo situar su cultura a lo largo del mundo. La gastronomía, la literatura, la arquitectura y el arte italiano tienen cierto renombre mundial. Podemos hablar, entonces, de una universalidad de la cultura italiana. La razón de esto tal vez se halle en el hecho de que en siglos pasados, los italianos fueron conocidos como un pueblo de inmigrantes.

Armando Iachini

Si hacemos un breve recuente de la Europa del siglo pasado, fueron muchos los problemas sociales que quebraron con la estabilidad colectiva. Por esta razón, en países como Italia, hubo un alto índice migratorio, pues sus habitantes dejaban su lugar de origen para buscar el equilibrio económico que sus países no les podían ofrecer.

Uno de los países de Latinoamérica que recibió a un gran número de inmigrantes italianos, fue Venezuela. La economía en crecimiento de los 50 atrajo a muchos europeos a nuestro país, sobre todo italianos. Para ellos, Venezuela era un país de oportunidades, pues la situación económica brindaba facilidades a todos aquellos quienes quisieran emprender, comenta Armando Iachini.

Muchos italianos lograron hacerse empresarios exitosos en el país. Esto se debe a que el trabajo y la dedicación es para ellos una de las premisas si se quiere lograr el éxito. Son varias las historias que narran el triunfo de los extranjeros en nuestro país, pues este siempre ha brindado un sin límite de oportunidades.

Armando Iachini

En este caso, haremos referencia de Construcciones Yamaro. Una empresa que lleva décadas encargándose del buen desarrollo de la vialidad en nuestro país. Remitirnos a sus orígenes, es narrar la historia de dos jóvenes inmigrantes italianos que llegaron a Venezuela con aspiraciones y metas. Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, han sido los protagonistas de esta historia. Juntos nos demuestran que todo es posible con trabajo duro y determinación.

Por Armando Iachini

lunes, 20 de marzo de 2017

¡DEBES SABERLO! ¿Qué trajo consigo la inmigración italiana a Venezuela?

Todo grupo migratorio trae consigo una serie de aportes a la cultura que le abra las puertas. En este intercambio cultural, se hallan correspondencias que dialogan entre sí, buscando una manera de adaptarse a nuevas realidades palpables. Durante la historia, hemos sido testigos de grandes crisis migratorias. Aún en la actualidad lo somos.

 Armando Iachini
Inmigrantes italianos
Es sabido que en la Europa del siglo XX, debido a las convulsiones sociales, muchos dejaron el continente y de dirigieron a nuevas tierras en búsqueda de una estabilidad que sus países no les proporcionaban. América era el continente que muchos de ellos tenían en mente.

El pueblo italiano siempre ha estado considerado como un pueblo de nómadas. Esto no dejó de evidenciarse en el siglo pasado, puesto que los estragos de la Segunda Guerra Mundial y la dictadura de Mussolini, quebraron con el equilibrio social y llevó a un éxodo considerable, explica Armando Iachini.

Las crecientes economías del nuevo continente atrajeron la atención de los italianos. Estados Unidos, Brasil, Argentina y Venezuela fueron los destinos predilectos para gran parte de los inmigrantes italianos, formando una comunidad muy resaltante en estas naciones.

En Venezuela, por ejemplo, la comunidad italiana se fortaleció en los años 50. En aquel momento, los tiempos de bonanza petrolera captaron la atención de inversores extranjeros, por lo que la economía venezolana experimentó un crecimiento abrupto.

Cuenta Armando Iachini que afortunadamente, los italianos que adoptó al país nos enseñaron que el trabajo es la clave del éxito. Estos se dedicaron a varias profesiones, fortaleciendo al país en las áreas de trabajo. La construcción, la agricultura, la educación y la medicina fueron tan solo unas cuantas de las áreas que ocuparon los italianos.

 Armando Iachini
Construcciones Yamaro se ha dedicado a la construcción
de muchas de las grandes autopistas del país
En el área de construcción, nos encontramos con Construcciones Yamaro, la cual es una empresa que lleva años dedicándose a la construcción de instalaciones de gran escala. Muchas de las grandes autopistas del país han partido de la planificación de Construcciones Yamaro. De esta forma, vemos cómo el trabajo duro de los italianos logró forjar fuertes vínculos con el país.

Por Armando Iachini

domingo, 12 de marzo de 2017

Armando Iachini: Aprender de lo foráneo, la inmigración italiana en Venezuela

Pensar en el legado cultural italiano es una cuestión indiscutible. Durante la historia del arte, hemos visto la influencia que han tenidos los artistas italianos a nivel general. Sin dejar atrás la literatura, en donde nos encontramos con La Divina Comedia, una de las obras italianas con mayor universalidad y un clásico de la literatura europea.

Armando Iachini


Desplazándonos a otro ámbito, pero sin alejarnos de la tradición italiana, podemos hacer referencia a la naturaleza nómada que tanto caracterizó a los italianos en siglos pasados. Como consecuencia de las guerras y dictaduras que afectaron al país durante determinados contextos históricos, muchos italianos decidieron abandonar su tierra para encontrar nuevos horizontes, señala Armando Iachini.

En este sentido, varios países de América en donde se incluyen Brasil, Argentina y Venezuela, fueron el destino predilecto para aquellos europeos que estaban en la búsqueda de nuevas oportunidades y una mejor calidad de vida. En los tres países mencionados, el flujo migratorio italiano fue muy notable, pues familias enteras escapaban de los horrores de su país de origen.

Algo curioso que es necesario destacar de las comunidades italianas, es que trajeron consigo sus costumbres sin abandonarlas, ajustándolas a sus nuevos destinos y causando una influencia en ellos. Por esta razón es que conocemos la pizza y la pasta. A su vez, los restaurantes de comida italiana son muy populares alrededor del mundo.

En Venezuela, explica Armando Iachini, las comunidades italianas se asentaron en diferentes lugares de la región. Gracias al clima y las fértiles tierras que ofrecían los Andes, muchos se ubicaron en estas zonas para dedicarse de lleno a lo que mejor sabían hacer: la agricultura.

Armando Iachini


En las grandes ciudades venezolanas también hubo una influencia de migrantes italianos. Sus oficios eran diversos: barberos, sastres, profesores, médicos, etc. Con arduo trabajo y dedicación somos capaces de proponernos todo lo que nos propongamos. Esto es una enseñanza que nos dejaron los italianos.

Un ejemplo de esto, ha sido Construcciones Yamaroquienes desde hace 46 años  ha venido cimentando una cultura de trabajo y dedicación. Muchos de sus proyectos han sido importantes para el desarrollo vial de Venezuela. Juntos, nos han ayudado a construir el futuro de Venezuela.

Por Armando Iachini

viernes, 3 de marzo de 2017

¡ENTÉRATE! Inmigrantes como constructores de un país

Cada país tiene su propia identidad. En ocasiones, esta identidad se construye por medio de la pluralidad de culturas, lo que los convierte en lugares de mayor aceptación a lo foráneo. Esto nos lleva a hablar sobre la inmigración, la cual es un hecho que nos ha acompañado, prácticamente, desde el principio de los tiempos. Se ha comprobado que muchos pueblos primitivos, se desplazaban de un lugar a otro como una alternativa para  preservar su subsistencia.

Armando Iachini
Inmigrantes italianos
Numerosos acontecimientos abruptos tuvieron lugar en Europa durante el siglo pasado. Guerras, dictaduras y estallidos sociales son parte de los elementos desestabilizadores que redujeron la calidad de vida de los europeos. Como consecuencia, grandes grupos migratorios buscaron destinarse a otros países, en búsqueda de un mejor futuro, comenta Armando Iachini.

La inmigración entonces, se tornó en una opción para todos aquellos que andaban en busca de nuevos horizontes y oportunidades para prosperar. Muchos de estos europeos tenían sus ojos puestos en los países de América. En el caso de Venezuela, la influencia europea estuvo comprendida, en su mayoría, por tres nacionalidades: portuguesa, española e italiana. Siendo esta última una de las más predominantes.

Es así como se consolidó una comunidad de exiliados italianos, cuya intención era la de venir a estas tierras para dar lo mejor de sí y poder cumplir con todo lo que no podían hacer en sus países.  

Se estima que una gran población italiana se concentró en las zonas andinas, precisamente porque estas regiones les permitían hacer lo que mejor sabían, trabajar la agricultura. Si algo caracterizaba esta comunidad italiana que se estaba asentando en nuestros territorios, era su voluntad para el trabajo y para el progreso.

Armando Iachini


En octubre de 1950, arribaron al país los dos jóvenes italianos Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, quienes escapaban de los estragos de la Segunda Guerra Mundial A pesar de su corta edad, eran visionarios. Con trabajo duro, esfuerzo y dedicación, lograron fundar su propia empresa. Conocida ahora como Construcciones Yamaro, una de las compañías de construcción vial más importante del país.

Por Armando Iachini

lunes, 20 de febrero de 2017

Armando Iachini: El legado italiano en Venezuela

Las comunidades italianas tuvieron un notable impacto en el censo de la Venezuela del siglo pasado. Existen dos períodos en donde la influencia del país mediterráneo se evidenció más fuertemente: en la primera década y en mediados del siglo XX. Los italianos se desempeñaron muy bien en áreas relacionadas a la agricultura y la construcción, pero sus labores no solo se limitaban a ese ámbito.

Armando Iachini


La primera oleada migratoria se concentró primordialmente en los Andes, puesto que la región les ofrecía desarrollarse plenamente en la agricultura, comenta Armando Iachini.

El segundo período migratorio se comprende entre 1940 a 1960. Las convulsiones sociales que engendraron en Europa para aquella época, fueron el motivo por el cual muchas familias decidieron dejar sus países de origen en busca de nuevos horizontes. Venezuela recibió a los italianos con los brazos abiertos. El valor, la entereza y el optimismo que trajeron consigo para establecerse en este país no dejan de ser admirables. Todos ellos vinieron con la idea de triunfar y de integrarse. Sin su aporte, este país estaría incompleto.

Fue en octubre de 1950, cuando dos jóvenes italianos, Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, escapando de los estragos de la Segunda Guerra Mundial, llegan a tierras venezolanas. A pesar de su corta edad, eran visionarios. Con trabajo duro, esfuerzo y dedicación, lograron fundar su propia empresa. Conocida ahora como Construcciones Yamaro, una de las compañías de construcción vial más importante del país.
Armando Iachini
El comercio, la industria, la arquitectura, la cultura, la construcción, la banca, la estética, la academia, la moda, la ciencia, la medicina, la agricultura y la ganadería son facultades en las que se desarrollaron estos italianos, que luego adoptarían el gentilicio de venezolanos, detalla Armando Iachini. Juntos, nos ayudaron a construir un futuro que aún hoy día se percibe. Aprendieron de nuestra cultura al igual que nosotros aprendimos de las de ella. Nos enseñaron que el trabajo es uno de los pilares fundamentales de la sociedad.

Por Armando Iachini

jueves, 9 de febrero de 2017

¡ATENCIÓN! La influencia de la italianidad en Venezuela

Podríamos pasar horas hablando sobre la influencia cultural que Italia ha representado en las artes, la arquitectura, la literatura, la gastronomía y en muchos otros aspectos. Asimismo, y a través de la historia, los italianos han ido construyendo algo que le podríamos llamar italianidad. ¿Cómo podría definirse este término? De acuerdo a un artículo del sitio Italianitas, indica que el mismo es un abanico que se despliega en diversos ámbitos.

Armando Iachini

Hasta los momentos, no existe una definición exacta de italianidad, sino la de ser parte de una identidad que responde a rasgos característicos de cada región en dicho país europeo. Lo interesante de estas marcas que caracterizan a Italia, es que han llegado a tener un valor universal, comenta Armando Iachini. Tal vez una de las razones por las cuales la cultura de este país se ha asentado globalmente, se debe que durante un largo tiempo, existió una diáspora migratoria de italianos.

El fuerte vínculo con sus raíces es lo que ha logrado que la cultura italiana sea mundialmente conocida. En Venezuela, por ejemplo, existe el Centro Italiano Venezolano, el cual es una organización que durante 50 años se ha encargado de divulgar una pequeña parte de su cultura.

En el caso de Venezuela, este ha sido un país cuya influencia por la gastronomía italiana se evidencia en los numerosos restaurantes italianos que se esparcen por toda la ciudad de Caracas. La mayoría asentados en zonas como La Carlota y La Candelaria.

Es necesario tener en cuenta que la influencia de la migración italiana en Venezuela, no solo se limita a la gastronomía. Armando Iachini explica que muchos de estos estos trabajadores vinieron al país con ganas de salir adelante, y lo lograron. Son varios los ámbitos a los que se dedicaron: agricultura, educación, medicina, moda y construcción.

Armando Iachini

Construcciones Yamaro, por ejemplo, es una compañía que nos demuestra que con trabajo duro y dedicación se pueden lograr grandes cosas. Sus fundadores fueron Pasquale Ianchini y Alfonzo Marrozzi, quienes llegaron muy jóvenes a Venezuela, pero manteniendo su visión hacia el futuro. Ya se han cumplido 46 años desde que este proyecto se concretó, ayudándonos a construir obras importantes para el país. 

Por Armando Iachini

jueves, 2 de febrero de 2017

Armando Iachini: Venezuela le abrió las puertas a los inmigrantes italianos

Todo flujo migratorio trae consigo influencias positivas al país de destino. Casi siempre, estos aspectos se relacionan al ámbito cultural. Se ha comprobado que los países con mayor diversidad y multiculturalidad son los más tolerantes y democráticos. En este sentido, hay que mencionar la inmigración italiana, puesto que los italianos son conocidos por ser un pueblo de migrantes y se han encargado de esparcir su cultura a lo largo del mundo.

Armando Iachini

Al mismo tiempo, hay que tener en consideración que todo país se construye por su gente. En el caso de Latinoamérica, la gran influencia de nacionalidades sirvió para moldear una idiosincrasia en común, en donde el trabajo y el esfuerzo son los pilares necesarios para el desarrollo de cada nación. La aceptación a lo foráneo fue lo que nos permitió ampliar nuestras perspectivas y confluir con otras realidades, comenta Armando Iachini.

A mediados del siglo XX, Venezuela recibe con los brazos abiertos a una extensa ola de emigraciones proveniente de diversas partes de Europa. En su mayoría, eran personas que escapaban de los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Es así como se consolidó una comunidad de exiliados italianos, cuya intención era la de venir a estas tierras para dar lo mejor de sí y poder cumplir todas sus metas propuestas.

Armando Iachini

En el caso de la inmigración italiana, su influencia se evidenció en el ámbito de la agricultura y de la construcción. Este último se puede notar empresas de la talla de Construcciones Yamaro, fundada por Pasquale Manzini y Alfonzo Marrozzi. Estos dos personajes llegaron a Venezuela muy jóvenes en la búsqueda de nuevos horizontes y una mejor calidad de vida, cuenta Armando Iachini. Desde temprano, comprendieron que el trabajo y la dedicación son pilares fundamentales si lo que se quiere es progresar. Construcciones Yamaro es el vivo ejemplo de que con empeño y trabajo duro, se construyen vías para el desarrollo de un mejor país.

Por Armando Iachini