miércoles, 30 de diciembre de 2015

Las costumbres navideñas que llegaron de Italia

La mesa de navidad tiene sabor italiano


Las comidas y los dulces típicos venezolanos tienen muchos orígenes, algunos de estos provienen de la inventiva y arte italianos nacionalizados.  


Tradiciones venezolanas de larga data que pasan por la cocina, la música, el hablar o las celebraciones se han teñido con los colores y sabor traídos desde más allá del mar por los inmigrantes que llegaron a hacer vida en este país, de sus conocimientos, arte y cultura muchos son los vestigios que llenan hoy el costumbrismo criollo, sin que muchos sepan siquiera que estas no son creadas en suelo nacional, y la navidad es uno de los ejemplos más palpables de este fenómeno.

pan de jamón Armando Iachini
El pan de jamón creado por manos extranjeras en tierra venezolana es el perfecto ejemplo de esta amalgama de sabores y texturas que hoy día es infaltable en la mesa decembrina escoltando a la hayaca, otro producto de la reunión de culturas; el panettone traído desde tierras adriáticas para poner dulzor a la ocasión es ahora imposible de extraer de las fiestas de fin de año, donde se regala, se come y se comparte en familia; incluso el pasticho, versión criolla de la lasagna se ha ganado su lugar en la mesa navideña nacional.

El panettone llegó de Italia y se hizo de un puesto en la mesa navideña 

Las lentejas servidas en año nuevo como esperanza de prosperidad para los próximos 12 meses son una costumbre proveniente de Italia y España, que llegó hasta las costas nacionales con los inmigrantes y que se ha quedado dentro del libro de actividades típicas de la última noche de cada año, junto a comer las uvas o salir con una maleta a la calle.

Yamaro Construcciones es parte de la tradición de trabajo, celebración, familia y logros de Venezuela, por eso como una familia recuerda los valores que han hecho grande a este país y la gente de más allá del mar que ha dejado su esfuerzo en él, para que cada navidad se pueda mirar al futuro con esperanza.

sábado, 5 de diciembre de 2015

Armando Iachini: Los músicos italianos y su influencia en los sonidos venezolanos

Construcciones Yamaro ha tejido su nombre con el material no solo de la economía de Venezuela, sino con su cultura y forma de vida las cuales forman parte del día a día de sus habitantes tanto como cada una de las obras que han realizado; entre estas expresiones culturales, la música es una de las más importantes por lo que conocer el alcance que la inmigración italiana ha dejado en el ritmo y la melodía locales es de alto valor.

Franco de Vita es parte de la avanzada de músicos venezolanos de origen italiano.
Cantantes, compositores, luthiers, intérpretes y directores que trajeron su talento propio o heredado a costas venezolanas y proveniente de los distintos puntos del terruño italiano han llenado el cancionero y los pentagramas criollos de cuando género y ritmo pueda existir; sus contribuciones a la música hecha en el país puede apreciarse en la cantidad de melodías creadas, tocadas o cantadas por estos a lo largo de la historia.

Italo Pizzolante dejó mucha música detrás de sí como parte de su legado

Pizzolante, Salani o Gallignani son apellidos bien conocidos en la música venezolana en los distintos estilos en los que se han desarrollados, desde la tradicional, al jazz o la clásica quienes dieron su toque propio a la producción nacional, grabaron decenas de discos, se adueñaron de múltiples escenarios y locales y se crearon una reputación en un medio donde el talento y la constancia lo son todo.

Franco de Vita, Pablo Manavello o Yordano y Evio DiMarzo se hicieron muy conocidos en todo el país como parte de la movida urbana de los ochenta y noventa, mientras que el pianista Chicho Barbarossa, Jorge Spitteri y otros grandes instrumentistas de raíces adriáticas sirvieron como músicos de sesión o parte de algunas de las grandes agrupaciones nacionales.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Armando Iachini: Italianos en la conquista y encuentro de dos mundos

Cristóbal Colón y Américo Vespucio son los italianos más prominentes en pisar tierra venezolana durante la conquista, el primero un valeroso navegante genovés que se atrevió a desafiar los conceptos preestablecidos de geografía y se lanzó a lo desconocido “tropezándose” con el nuevo mundo en su tercer viaje cuando puso la proa en Macuro corriendo el año de 1498, el segundo originador del nombre que hoy ostenta el país en honor a la Venecia de sus recuerdos.

Cristobal Colón descubridor y primer visitante italiano a territorio nacional.
Los italianos fueron parte muy importante de estos viajes de encuentro, mucho más de lo que se conoce, ya que a pesar de lo que enseñan las clases de historia no eran solo bandidos y ladrones provenientes de las cárceles ibéricas los que llenaban las naves de esta empresa a cambio del perdón de sus sentencias, sino que una serie de muy bien preparados marinos y conocedores sin los cuales estas expediciones nunca hubieran podido darse también poseían apellidos del adriático.

Navegante italiano cuyo nombre originaría la denominación del continente americano.
Gianotto Berardi quien fungiera como armador en los primeros tres viajes de Colón fue de vital importancia para almacenar en los bastidores aportados por este las cantidades de comida y agua necesaria; igualmente necesarios fueron los mapas de Toscanelli o los hacéres de la Casa de Medicci de quienes salió gran parte del dinero invertido en el proyecto.

Construcciones Yamaro en busca de dar a conocer la historia de la inmigración italiana desde sus orígenes se ha empeñado en poner el buen nombre de los que llegaron a estas tierras muy en alto, con la finalidad de levantar el orgullo en las generaciones venideras, así como del público en general, gracias al conocimiento más allá de su área de injerencia productiva y económica.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Armando Iachini: Cuando Italia ayudó a formar a Venezuela

España fue la primera nación en cantidad de donde llegaron inmigrantes a Venezuela, seguida de cerca por los italianos, esto originó fuertes lazos de identificación con Italia, hasta el punto que gran cantidad de tradiciones y expresiones culturales de los nuevos habitantes del país llegaron a formar parte del día a día criollo, por lo tanto no es extraño encontrar rastros de la influencia adriática en la mesa, el habla, la forma de pensar y de actuar del venezolano.

López Contreras presidente que siguió a la extensa dictadura de Juan Vicente Gómez abrió las puertas a la llegada de gran cantidad de hombres, mujeres y niños provenientes de otras tierras para establecerse en el suelo patrio, debido a que según este, la inmigración formaba parte de la constitución de la población densa, fuerte e intelectualmente educada que hacía falta para el avance de un estado.

Llegada de inmigrantes a puerto venezolano (Foto: historiadevenezuela.ciudadcasarapa.blogspotcom).
La cocina nacional se vio para siempre cambiada con la inyección de sabores, técnicas y propuestas provenientes de los cocineros italianos, hasta el pan de jamón, plato infaltable de la mesa navideña típica local fue creado, según cuenta la leyenda por las manos habilidosas de un panadero venido del país europeo, sin contar que se dice que Venezuela es el país donde más pasta se come fuera de su tierra de origen.
 
Infraestructura, agricultura, confección, artesanía y construcción nacionales crecieron en calidad y progreso, ejemplo claro de ello es la presencia de Construcciones Yamaro y su historia de éxito en territorio nacional.

jueves, 22 de octubre de 2015

Armando Iachini: Italia y Venezuela unidas por el comercio y la inversión

Silvio Mignano, embajador de Italia en Venezuela, reveló la posición de su país cuando en una entrevista concedida a medios nacionales aseguró que si bien las relaciones comerciales entre las dos naciones se han visto afectadas por las crisis económicas que han tenido lugar en Europa y en suelo patrio, no son nada que no pueda superarse, por lo que es deber de ambas partes el mantenerlas vivas e interesantes, lo que habla muy bien del futuro del intercambio de inversiones.




Italia ha sido siempre aliada comercial de Venezuela tanto de parte de las grandes empresas que se aventuran a invertir en suelo venezolano, como de parte de los inmigrantes que llegaron a estas costas y ayudaron a hacer grande al país, crearon y desarrollaron éxito empresarial, tal es el caso de empresas como Yamaro, que han crecido con esta nación y se han insertado en el tejido de su sociedad y su economía.

El Consejo Nacional de Promoción de Inversiones (CONAPRI), la Cámara de Comercio Venezolano Italiana (CAVENIT), la Embajada de Italia, el embajador de Venezuela en Italia, Isaías Rodríguez, la oficina comercial del gobierno italiano y la compañía petrolera italiana son solo algunos de los entes que trabajan juntos para asegurarse que estas relaciones que históricamente han sido de gran significado para ambos, se mantengan y mejoren con el tiempo.


Venezuela ha sido un gran hogar para las empresas italianas que hacen vida en esta tierra y que se han comprometido, que buscan resolver los problemas que puedan presentarse, mantener su presencia y seguir creciendo, al mismo tiempo que crean puestos de trabajo y ganancias para todos los involucrados.

lunes, 5 de octubre de 2015

Armando Iachini: La huella italiana en los negocios venezolanos

Ciencia y tecnología con orígenes italianos ha conseguido su lugar en Venezuela desde hace siglos, las distintas áreas del conocimiento humano que ha desarrollado este país europeo durante su historia han sido traducidas a estas tierras y con acento criollo, creando no solo puestos de trabajo y riquezas económicas para esta nación, sino también ayudando a su desarrollo social, cultural y mejorando la calidad de vida de sus pobladores.

Medicina, arquitectura, ingeniería, agronomía, educación y muchas otras ramas de la industria, investigación y desarrollo científico a nivel nacional han sido desarrolladas dentro de estas fronteras por personas de ascendencia italiana que han hecho vida aquí, educándose ya sea en el país adriático o en las instituciones locales, pero siempre abriendo el panorama de oportunidades para ellos y para todos.


Construcciones Yamaro es fiel ejemplo de esto, pues desde hace casi cinco décadas se han dado a la tarea de trasformar el horizonte nacional con sus obras de alto calibre que han llevado a esta empresa a posicionarse como líder en su especialidad y convertirse en referente en el campo de la ingeniería venezolana, una clara muestra de la gran influencia que ha ejercido la constancia, el talento y la perseverancia italiana, cuando encaja con el empuje venezolano.


Italia ha creado un impacto en la cultura económica de este país, desde los primeros pioneros que se aventuraron a estas tierras hasta las más jóvenes generaciones de venezolanos cuyos padres o abuelos les inculcaron el valor del trabajo duro, la responsabilidad y el amor por esta tierra.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Armando Iachini: Importancia de la lengua italiana en Venezuela

Alemania es el país donde más se habla el idioma italiano fuera de Italia dada su cercanía geográfica, histórica, comercial y política, esto según un estudio realizado por el ministerio del Interior del país europeo en el año 2007; en el mismo informa se refleja que Venezuela es la segunda nación de América Latina y el Caribe con mayor número de italoparlantes con más de 45.000, superada sólo por Argentina, lo que demuestra la importancia de esta lengua en tierras criollas.

Venezuela ha abrazado la cultura adriática de los cientos de miles de migrantes que han arribado a su suelo quienes han tenido que aprender a comunicarse con los locales, pero que también han dejado su marca en el castellano venezolano, casando palabras y expresiones al léxico regional que hoy día son de uso común.

Ciao, cretino, contorno o birra han pasado sin cambios al español de este país, mientras que balurdo, proveniente del balordo italiano y calarse, sacado de calarsi pasaron a formar parte del coloquio juvenil de las grandes ciudades; por otro lado paisano (paesano), terraza (terrazza), pasticho (pasticcio) o pico (picco), cambiaron levemente su grafía al llegar a Venezuela, y frases como “¡École cuá!” o “piano, piano” con tan comunes que no necesitan traducción.

El idioma italiano escrito y hablado es muy popular en Venezuela.
Empresas como Construcciones Yamaro, que se establecieron en estas tierras con la intención de crecer y echar raíces, consiguieron hacerlo, mezclando las tradiciones provenientes de la vieja patria, con las del nuevo mundo.

El gobierno venezolano ha recibido una propuesta hecha por el gobierno de Italia para enseñar el italiano en las escuelas como segundo idioma extranjero, un ejemplo delo que significa esta lengua en todo el territorio nacional.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Armando Iachini: Influencia italiana en las artes venezolanas

Miguel Ángel Buonarotte, Leonardo DaVinci o Donatello, por mencionar solo los más conocidos, han convertido el arte italiano en referente mundial desde la antigüedad, sus creaciones han superado el paso del tiempo y hoy día son parte del ideario universal de las bellas artes, pero más allá de los grandes maestros en todas las ramas de la creación, la vena artística italiana es parte de su cultura, de su esencia y esta ha sido exportada a los países que han dado cobijo a sus emigrantes.

Libro: "La arquitectura colonial en Venezuela", del autor italiano Graziano Gasparini.
Juan Vicente Fabbiani, Nedo Mion Ferrario, Claudio Perna, Jorge Gori, Hugo Daini, Giuseppe Pizzo, Feliciano Carvallo y un larguísimo etcétera de pintores y escultores de sangre italiana se establecieron en este país ya sea por llegada o nacimiento, desarrollando en esta tierra sus dotes, y en el más de los casos, pasando su legado y conocimientos a las nuevas generaciones, consiguiendo lauros y reconocimiento nacional e internacional.

Gio Ponti, Domenico Filippone, Nigra Montini, Graziano Gasparini, Antonio Lombardini, Angelo Di Sapio, entre muchos otros arquitectos de ascendencia ítala, ayudaron a cambiar el rostro de las ciudades criollas, llevándolas de la mano a la modernidad.

Gio Ponti arquitecto milanés que desarrolló grandes proyectos en Caracas.
Pintura, escultura, arquitectura, literatura, poesía, diseño, fotografía y cualquier otra expresión del arte en Venezuela, ha sido tocada e influida de alguna manera, por la inmigración italiana, sus talentos y capacidades.

Venezuela llegó a tener en su seno una de las colonias italianas más grandes del planeta, recibiendo en su suelo talentos de toda índole provenientes del país adriático o cuya descendencia se desarrolló en labores diversas, desde trabajadores de la tierra que levantaron sus campos, especialistas en el campo de la construcción como los fundadores de empresas Yamaro Construcciones C.A., grandes vocaciones culinarias, mecánicas y por su puesto en el mundo del arte.

sábado, 12 de septiembre de 2015

Armando Iachini: Culinaria italiana en Venezuela, testamento de un encuentro

Italia ha traído a Venezuela suculentos platillos que, mucho más que una sinfonía de sabores y colores en la mesa, son también el ejemplo de una unión desarrollada con el tiempo, con la hermandad y el compromiso de quienes llegaron a este país a trabajar y hacer patria, con los conocimientos, la experiencia y el apego que importaron desde su antiguo hogar. 

Pastas, pizzas, salsas, y diversos postres como el Tiramisú y la Panna Cotta, son ahora un legado que forma parte de las influencias italianas dentro de la gastronomía de Venezuela.

Venezuela es el segundo país mayor consumidor de pasta luego de Italia.
Productos venezolanos y el artificio italiano se unieron para crear confecciones inspiradas en los platos tradicionales del país adriático pero con la sazón local. La cantidad de restaurantes, recetarios, leyendas culinarias y fusiones nacen a partir de este encuentro de dos identidades y dos geografías, y se traducen en una serie de conceptos que nacen en el Nuevo Mundo.

Pizza Margarita, la más solicitada por los venezolanos.

Yamaro Construcciones es un ejemplo de como la llegada de inmigrantes italianos trajo no sólo nuevas ideas y negocios de avanzada que se han mantenido en el tiempo, sino una serie de tradiciones que intentan ser recreadas y mantenidas en el lugar de destino; un maridaje perfecto al igual que en el fogón de lo nuevo y lo viejo, lo desconocido y lo familiar, que tiene gusto a novedad pero también a propio. 

Comidas creadas en torno a esta filosofía son el ejemplo perfecto; Venezuela por ejemplo, se dice que es el segundo país del mundo donde más pasta se come después de Italia, y esto es debido a una identificación arraigada de los unos con los otros, que nunca se podría perder en el tiempo para seguir apuntando hacia el futuro.

lunes, 31 de agosto de 2015

Agustín Codazzi, un italiano de gran importancia en la historia venezolana

Simón Bolívar y los ideales de libertad que se movían por toda América del Sur, hicieron mella en Agustín Codazzi mientras este se encontraba en Estados Unidos, donde el explorador escocés Gregor McGreror y el pirata galo Luis Aury estaban realizando una expedición a favor de estos conceptos.

Ingeniero Militar italiano Agustín Codazzi.
Agustín Codazzi consiguió logros significativos en regiones como la Florida, Panamá y Colombia, pero ante el poco apoyo por parte del alto mando militar, este ingeniero militar italiano decide regresar a Italia, concluyendo de esta manera su primera incursión en asuntos latinoamericanos, pero sin olvidar estas tierras a las que volvería en un futuro.

Codazzi, en su regreso a América, fue destacado al entonces Departamento del Zulia, ciudad de Maracaibo. Durante esta época conoce a Bolívar en su último viaje a Caracas, lugar donde también traba amistad con José Antonio Páez (relación que sería de gran importancia para ambos); quien le propuso la tarea de regresar al Zulia y elaborar un mapa de la zona, despertando los talentos para la cartografía de su nuevo conocido.

La Gran Colombia se encontraba en este momento en proceso de separación, y aprovechando el éxito del encargo hecho por Páez, este le propuso realizar lo mismo con todas las regiones del país, hasta crear un completo Atlas de Venezuela, que junto a su publicación Resumen de la Geografía de Venezuela le convierten en el cartógrafo oficial del país.

Mapa de Venezuela, parte del Atlas físico y político de Venezuela de Agustín Codazzi

La Colonia Tovar, otro de los proyectos asociados a este hombre, es quizá uno de los más interesantes, pues se buscaba incrementar la inmigración europea a la zona, mediante la creación de lugares similares.

Armando Iachini: Una vista general de la inmigración italiana en Venezuela

Mérida, Caracas, Maracay, Valencia, Barquisimeto, Maracaibo, Guanare, Acarigua, Araure, El Tigre, Trujillo y Valera fueron las ciudades que mayor cantidad de inmigrantes italianos han recibido en la historia de Venezuela. Este país siempre ha tenido las puertas abiertas para los nacidos en tierra adriática que buscan suerte en nuestras costas.

Inmigrantes italianos desembarcando en Venezuela (Foto: datuopinion.com)

Grandes nombres asociados a la política, letras, artes, economía e industria, hasta los viajeros anónimos con el sudor de su frente y su labor constante han fortalecido los cimientos de esta tierra, han criado familia y transmitido sus conocimientos y don de gente a los pobladores locales, todo para crecer juntos con vista al futuro.

Foto: europayvenezuela.blogspot.com

La conquista e independencia fueron los períodos en los que menos afluencia de italianos experimentó este país; sin embargo, algunos nombres sobresalen de las páginas de los libros y se han quedado grabados a fuego en la memoria colectiva.

Filippo Salvatore Gilii, José Cristóbal Roscio, Francisco Isnardi, Agostino Codazzi y el General Carlos Luis Castelli resaltan por su participación en los primeros días de la Venezuela independiente, así como sus familias y amigos que viajaron con ellos, creando algunos de los árboles más notables de la genealogía local.

Los siglos XIX y XX trajeron mayor cantidad de nuevos habitantes a esta nación provenientes de los cuatro puntos cardinales de Italia, todo después de que pierde vigencia un conjunto de leyes que dan prioridad a la inmigración de vascos y canarios, en razón del idioma, dando pasó a la llegada masiva de gente proveniente de otras nacionalidades, liderados claro, por los italianos.