jueves, 18 de mayo de 2017

¡ENTÉRATE! ¿Cómo los italianos se amoldaron a nuestra idiosincrasia?

En diversas partes del mundo se han registrado desplazamientos migratorios por parte de italianos. En Suramérica, por ejemplo, este hecho está más que comprobado.

Armando Iachini

Los países con mayor cantidad de inmigrantes italianos nos encontramos con BrasilArgentina y Venezuela. Este éxodo numeroso que se dio en distintas regiones de nuestro continente compartía un interés en común: el de salir adelante y encontrar una estabilidad económica que su país en ese momento no les podía brindar.

Si hablamos de Venezuela, la comunidad italiana tuvo dos períodos relevantes de afluencia al país. El primero, que data de 1920, en el cual la mayoría se esparció por las zonas andinas para trabajar en lo que mejor sabían hacer: la agricultura. Los terrenos fértiles de los estados Trujillo, Táchira y Mérida eran ideales para el trabajo con la tierra, por ello los italianos se sintieron a gusto al pisar estas regiones.

El segundo período está comprendido en la mitad del siglo XX. En esta ocasión, las profesiones de los inmigrantes eran varias: zapateros, constructores, sastres, jornaleros, etc. Los mismos se dispersaron por distintas partes del país, pero principalmente en ciudades como Valencia, Caracas y Maracay.

Emprendimiento, esfuerzo, trabajo y desempeño son palabras que describen a muchos de estos italianos. Entre ellos nos encontramos con Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, dos jóvenes que dejaron sus tierras por la búsqueda de nuevas oportunidades.

Armando Iachini


Ambos visionarios, tras años de arduo trabajo, lograron formar una de las empresas más sólidas en cuanto a construcción vial del país, formalmente conocida como Construcciones Yamaro.

Por Armando Iachini

sábado, 13 de mayo de 2017

Armando Iachini: La relación entre Italia y Venezuela desde sus inicios

Venezuela ha enlazado una relación con Italia prácticamente desde su descubrimiento. Es bien sabido que Cristóbal Colón y Américo Vespucio son de origen italiano, lo que se traduce a que nuestro contacto con Italia viene desde los tiempos de la conquista. La primera impresión de Vespucio al ver las viviendas tradicionales de los indígenas sobre el agua, fue la de la semejanza del lugar con Venecia, lo que llevó al país a ganarse el epíteto de Pequeña Venecia.

Armando Iachini
Inmigrantes italianos
Pero la influencia italiana no solo se limita a ese aspecto, pues tiempo después una oleada de inmigrantes provenientes de Italia sería recibida por el país, comenta Armando Iachini. Este fenómeno se evidenció principalmente durante el gobierno de Isaías Medina Angarita, el cual flexibilizó las normativas migratorias con la finalidad de recibir  mayor mano de obra extranjera, pues el país al momento experimentaba un crecimiento económico nunca antes visto. Durante este tiempo, los europeos que llegaban al país lo hacían debido a las consecuencias que trajo consigo la Segunda Guerra Mundial.

Lo italianos que llegaron a Venezuela tenían diferentes profesiones: profesores, médicos, agricultores, sastres, modistas, zapateros, chefs y constructores. Formando estos últimos una vasta población de la comunidad inmigrante. Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi son un ejemplo de que con trabajo duro y dedicación, todo es posible.

Tanto Ianchini como a Marozzi fueron recibidos por el país a temprana edad. Ambos personajes tenían grandes aspiraciones, y las mismas se concretaron al momento en que su empresa, Construcciones Yamaro, se consolidó como una de las constructoras más influentes del país.

Armando Iachini
Construcciones Yamaro en sus inicios
Pero ellos dos no son los únicos empresarios de origen italiano exitosos en el país, muchos lograron hacerse empresarios exitosos en el país. Esto se debe a que el trabajo y la dedicación es para ellos una de las premisas si se quiere lograr el éxito. Son varias las historias que narran el triunfo de los extranjeros en nuestro país, pues este siempre ha brindado un sin límite de oportunidades.

Por Armando Iachini

martes, 9 de mayo de 2017

¡ATENCIÓN! El impacto laboral de la inmigración italiana en Venezuela

Los italianos son un pueblo que ha sabido cómo esparcir su cultura alrededor del mundo. A su vez, durante el siglo pasado fueron conocidos por su nomadismo, pues las problemáticas sociales que cundían en su país fueron un catalizador para que los italianos migraran buscando una mejor calidad de vida.

Armando Iachini 


La inmigración, entonces, sirvió como un medio para que diferentes países conocieran lo que es la italianidad. El legado italiano se evidencia en el arte, la arquitectura, la gastronomía y la música. Entre los principales países que fueron sitios en donde se asentaron notables comunidades de italianos, nos encontramos con Estados UnidosArgentinaBrasil y Venezuela.

En el caso de Venezuela, el éxodo italiano se asentó tanto en la capital como el interior del país, específicamente en los Andes, pues las fértiles tierras eran idóneas para la agricultura, comenta Armando IachiniNumerosas fueron las profesiones de los italianos que se acercaron al país, pero todos compartían el mismo propósito: surgir en un país que les ofrecía la estabilidad económica que Italia no les podía brindar al momento.

Cabe destacar que en cuanto a la fuerza laboral, la influencia de la inmigración italiana se evidenció sobre todo en el ámbito de la agricultura y de la construcción. Este último se puede notar empresas de la talla de Construcciones Yamaro, fundada por Pasquale Manzini y Alfonzo Marrozzi

Estos dos personajes llegaron a Venezuela muy jóvenes en la búsqueda de nuevos horizontes y una mejor calidad de vida. Desde temprano, comprendieron que el trabajo y la dedicación son pilares fundamentales si lo que se quiere es progresar. Construcciones Yamaro es el vivo ejemplo de que con empeño y trabajo duro, se construyen vías para el desarrollo de un mejor país.

Armando Iachini 


Si tienes un interés particular por conocer más sobre la situación de los inmigrantes italianos en Venezuela, el libro Italia y Venezuela: 20 testimonios, editado por la Fundación de la Cultura Urbana y recopilado por Guadalupe Borellireúne los testimonios de 20 italianos que emigraron durante el período mencionado.

Por Armando Iachini

viernes, 5 de mayo de 2017

Armando Iachini: Tres platos representativos de la gastronomía italiana

El legado cultural italiano está presente no solo en el arte, la literatura y la arquitectura, sino también en la gastronomía. Italia está dentro de los países que poseen un arte culinario que tiene un alcance internacional. El prestigio que ocupa esta gastronomía ha sido fuente de inspiración para muchos chefs, que toman las recetas tradicionales  para innovarlas con un toque adicional.

La intención que guarda este post es la de conocer un poco más la gastronomía italiana. A continuación, haremos una breve lista de los platos más tradicionales de este país.
  1. Panzerotti
Este plato entra en la categoría de antipasto, palabra que se traduciría al español como “antes del plato principal”. El aperitivo pertenece a Puglia, una de las regiones ubicadas al sur de Italia. Consiste en una mezcla de harina de trigo, levadura de cerveza y grasa de cerdo, la cual se convierte en una masa que debe ser horneada para luego comerla como unas empanadillas.


  1. Lasaña
Como sabemos, los italianos son conocidos por la calidad de sus pastas. Y no solo eso, ellos mismos son los que inventaron la pasta. La lasaña (lasagna en italiano) consiste en un plato que tiene varias láminas de que son separadas por un relleno que puede ser carne, pescado o verduras, siempre mezclado por la tradicional salsa boloñesa.


  1. Minestrone
Italia es también un país conocido por sus sopas. El minestrone se encuentra dentro de las más famosas. Su base es el tomate, las verduras, legumbres y macarrones. La receta varía dependiendo de la región del país, pues en las costas le agregan mariscos, mientras que las regiones del interior usan carnes y embutidos.


Afortunadamente y gracias a la inmigración masiva que hubo de italianos el siglo pasado, existen restaurantes de comida italiana en todos lados. En Venezuela, por ejemplo, hay muchas alternativas de las que elegir.

La labor de los italianos en este país no tiene fin. Desde costureros a maestros y doctores, todos han ayudado a construir un país. Un ejemplo de ello es Construcciones Yamaro, una empresa fundada por dos italianos que tenían una visión a futuro muy amplia que los llevó a crear una de las empresas constructoras más importantes del país.

Por Armando Iachini