miércoles, 25 de enero de 2017

¡IMPORTANTE! El legado cultural italiano en Venezuela

El legado cultural de Italia es innegable. Es difícil hablar de literatura occidental sin hacer referencia a la Divina Comedia de Dante o hablar de arte sin remitirnos al movimiento renacentista. Incluso en la gastronomía, el legado italiano está presente. Otro elemento que caracteriza a los italianos, es que durante mucho tiempo fueron un pueblo de migrantes. Como consecuencia del éxodo abundante, los italianos lograron instauran parte de su cultura en los países que tenían como destino.

Armando Iachini


 El fuerte vínculo con sus raíces es lo que ha logrado que la cultura italiana sea mundialmente conocida. En Venezuela, por ejemplo, existe el Centro Italiano Venezolano, el cual es una organización que durante 50 años se ha encargado de divulgar una pequeña parte de su cultura, comenta Armando Iachini.

 Es necesario hacer hincapié en el flujo migratorio que recibió nuestro país en la década de los 50. Muchos países europeos, tras los estragos que dejó la Segunda Guerra Mundial, buscaron refugio en Venezuela. Esto explica la gran población italiana que se asentó a lo largo de la región, cada uno con proyectos y aspiraciones diferentes.

 Emprendimiento, esfuerzo, trabajo y desempeño son palabras que describen a muchos de estos italianos. Entre ellos nos encontramos con Pasquale Iachini y Alfonzo Marozzi, dos jóvenes visionarios que dejaron sus tierras por la búsqueda de nuevas oportunidades. Ambos, tras años de arduo trabajo, lograron formar una de las empresas más sólidas en cuanto a construcción vial del país, formalmente conocida como Construcciones Yamaro.

Armando Iachini

Armando Iachini hace énfasis en que los italianos que fueron recibidos por Venezuela en aquel momento tenían diversas especialidades. Gracias a muchos de ellos, el ámbito productivo del país se vio incrementado. Juntos, nos ayudaron a construir un futuro que aún hoy día se percibe. Aprendieron de nuestra cultura al igual que nosotros aprendimos de las de ella. Nos enseñaron que el trabajo es uno de los pilares fundamentales de la sociedad.

Por Armando Iachini

lunes, 16 de enero de 2017

Armando Iachini: La tradición cultural italiana en Venezuela

Entre uno de los legados más importantes que nos ha dejado la cultura italiana, nos encontramos con la gastronomía. El arte culinario italiano, está muy presente en nuestro día, ya sea como la pasta que comimos de almuerzo, o bien el helado que tuvimos de merienda. A través de su gastronomía podemos ser testigos de la variedad cultural de sus regiones y de su diversidad histórica.

Armando Iachini


En el caso de Venezuela, este ha sido un país cuya influencia por la gastronomía italiana se evidencia en los numerosos restaurantes italianos que se esparcen por toda la ciudad de Caracas. ¿La razón? Se debe a la eminente corriente de migrantes italianos que llegaron al país a mediados del siglo XX.

Los italianos que fueron recibidos en Venezuela para aquel tiempo, dejaron su país tras los conflictos sociales que afligían a Italia. Un artículo de El Mundo, indica que el boom de la gastronomía italiana en Venezuela comenzó a finales de los 50, pero no fue sino hasta los 70 que alcanzó su momento cumbre.  

Incluso mucho antes de este boom, en 1884, el reconocido médico hijo de inmigrantes italianos, Luis Razzetti, publicó en varios números de un periódico recetas de cocina italiana para difundir entre las amas de casa caraqueñas, comenta Armando Iachini.

Es necesario tener en cuenta que la influencia de la migración italiana en Venezuela, no solo se limita a la gastronomía. Muchos de estos estos trabajadores vinieron al país con ganas de salir adelante, y lo lograron. Son varios los ámbitos a los que se dedicaron: agricultura, educación, medicina, moda y construcción.

Armando Iachini

Construcciones Yamaro, por ejemplo, es una compañía que nos demuestra que con trabajo duro y dedicación se pueden lograr grandes cosas. Fundada por Pasquale Ianchini y Alfonzo Marrozzi, quienes dese su llegada a Venezuela mantuvieron una visión a futuro. Ya han pasado 48 años desde que este proyecto se hizo realidad, durante todo ese tiempo nos han ayudado a construir un mejor país.

Por Armando Iachini

lunes, 9 de enero de 2017

¡DEBES SABERLO!: Venezuela le abrió las puertas a los inmigrantes italianos

El asentamiento de comunidades italianas en Venezuela tuvo un impacto que se evidenció principalmente en el ámbito de la agricultura y de la construcción.

Armando Iachini
Inmigrantes italianos
Antes que nada, [Armando Iachini] aclara que existen dos períodos relevantes de inmigración italiana en el paísel primero, que está enmarcado en el 1860 cuyo contexto histórico responde al Resurgimiento italiano. Esta primera oleada migratoria se ubicó primordialmente en los Andes, puesto que la región les ofrecía desarrollarse plenamente en la agricultura.

El segundo período migratorio se comprende entre 1940 a 1960. Las convulsiones sociales que engendraron en Europa para aquella época, fueron el motivo por el cual muchas familias decidieron dejar sus países de origen en busca de nuevos horizontes. Venezuela recibió a los italianos con los brazos abiertos. El valor, la entereza y el optimismo que trajeron consigo para establecerse en este país no dejan de ser admirables. Todos ellos vinieron con la idea de triunfar y de integrarse. Sin su aporte, este país estaría incompleto.

Fue en octubre de 1950, cuando dos jóvenes italianos, Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, escapando de los estragos de la Segunda Guerra Mundial, llegan a tierras venezolanas. A pesar de su corta edad, eran visionarios. Con trabajo duro, esfuerzo y dedicación, lograron fundar su propia empresa. Conocida ahora como Construcciones Yamaro, una de las compañías de construcción vial más importante del país.

Armando Iachini
Italianos buscando una mejor calidad de vida
El comercio, la industria, la arquitectura, la cultura, la construcción, la banca, la estética, la academia, la moda, la ciencia, la medicina, la agricultura y la ganadería son facultades en las que se desarrollaron estos italianos, que luego adoptarían el gentilicio de venezolanos. Juntos, nos ayudaron a construir un futuro que aún hoy día se percibe. Aprendieron de nuestra cultura al igual que nosotros aprendimos de las de ella. Nos enseñaron que el trabajo es uno de los pilares fundamentales de la sociedad.

Por Armando Iachini