martes, 24 de mayo de 2016

Se cumplen 253 años del natalicio de Juan Germán Roscio

Venezuela ha descansado su historia en los hombros oficiosos de gran cantidad de hombres con raíces de más allá de sus fronteras, hombres y mujeres que provienen de familias originarias de países como España y en especial Italia, que emplearon su valor, talento y honor para levantar a esta tierra y convertirla en lo que hoy es, entre estos, se cuenta a Juan Germán Roscio, quien fuera abogado, periodista, escritor y político durante una de las épocas más álgidas de la patria, la Primera República.

Firma de Juan Germán Roscio

Giovanni Roscio, oficial retirado proveniente de Milán, y Paula María Nieves, oriunda de La Victoria, estado Aragua; viviendo en San José de Tiznados, trajeron al mundo a un bebé llamado Juan Germán, el 27 de mayo de 1763, quien pasaría sus primeros años en esa población del estado Guárico, mientras su progenitor lo educaba en el aprendizaje del italiano y el latín, para luego mudarse a Caracas, donde recibiría una completa educación superior en leyes, con el título de Doctor en Derecho Canónico y Civil.

Germán Roscio pintado por Pedro Zerpa

Juan Germán Roscio Nieves debatiría fuertemente contra los motivos racistas de la Real Audiencia de Caracas hasta ser aceptado como abogado por la misma en 1805, en un proceso hoy conocido como el "Juicio a Inés María Páez", que le ha dado nivel de precursor de la defensa de los derechos civiles en el continente americano.

La Independencia de Venezuela le debe a este insigne pensador, alguno de sus textos más importantes y sus ideas más icónicas, incluyendo el haber sido elegido como redactor principal del Acta de la Declaración de Independencia de Venezuela y la Carta Magna nacional, sin contar la creación de algunas de las herramientas políticas más insignes de este período.

Retrato del prócer fechado en 1821

La Gazeta de Caracas y la Sociedad Patriótica fueron parte de su legado, de igual manera introdujo el papel moneda a Venezuela y propuso el nombre de “bolívar” para la divisa, llegó a ocupar cargos como Director General de Rentas, Presidente del Congreso de Angostura, Vicepresidente del Departamento de Venezuela y Vicepresidente de la Gran Colombia entre muchos otros durante su vida.

Su muerte ocurrió el 10 de marzo de 1821 en la ciudad de Cúcuta, Colombia, y aún hoy se le recuerda como uno de los precursores intelectuales de la gloriosa gesta independentista nacional.

Construcciones Yamaro desea hacerle un homenaje a este gran hombre al estar próximo un aniversario más de su nacimiento.

martes, 17 de mayo de 2016

Alberto Adriani un hombre que brilló con luz propia

Mérida es uno de los estados que los inmigrantes italianos eligieron para establecerse una vez llegado al nuevo país, y fue en esta entidad donde una de las poblaciones más grandes provenientes de este país se asentó, se multiplicó y fueron prolíficos y fructíferos, hasta el punto de dar a esta tierra hombres y mujeres que darían forma al futuro nacional, músicos, artistas, escritores, pensadores y políticos como Alberto Adriani, uno de los venezolanos más valiosos de su tiempo y de la historia.

Como parte del gabinete de Eleazar López Contreras

Giuseppe Adriani y María Mazzei, padres de este insigne economista y político, llegaron a Venezuela en 1892, y un par de años después se establecieron en la localidad de Zea, un pequeño pueblo de la región merideña. Allí nace el 14 de junio de 1898, quien más adelante llegaría a ser Ministro de Agricultura y de Hacienda. Luego de realizar sus estudios básicos en su estado de origen, se traslada a Caracas para iniciar su paso por la Escuela de Derecho, donde su brillantez es reconocida por todos.

La figura de Adriani Mazzei es una de las más importantes de la historia moderna de Venezuela

Europa sería su próximo destino, y es nombrado cónsul en Ginebra, donde aprovecha para estudiar en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociología de la universidad de esta ciudad, de allí se traslada a Londres donde escribe para varias publicaciones importantes latinoamericanas y se gradúa de periodista en 1928, y continúa preparándose estudiando y desempeñando varios cargos de gran importancia en Washington, capital norteamericana.

Venezuela lo recibe de manera modesta y vuelve a su pueblo natal para trabajar con sus padres en labores del campo; sin embargo, sigue escribiendo y recibiendo noticias de todo el mundo mientras realizaba grandes propuestas que cambiarían el rostro financiero del país, como la de la creación de un Banco de la Nación, que luego recibiría el nombre de Banco Central de Venezuela.

Parte imborrable de la política venezolana

Eleazar López Contreras le daría más delante de tomar las riendas del recién creado Ministerio de Agricultura en 1936, y poco después de del Ministerio de Hacienda, donde organiza una reestructuración total al mismo tiempo que propone, según Arturo Uslar Pietri, la frase “sembrar el petróleo”, que se ha hecho tan valedera desde entonces.

Construcciones Yamaro busca con estas líneas recordar a una de las mentes más brillantes del país, y uno de los mejores ejemplos de la influencia positiva de la inmigración italiana en Venezuela, que dejó nuevos hijos y grandes adelantos para esta nación.

martes, 10 de mayo de 2016

La TV de Venezuela tiene influencia italiana

Renny Ottolina es quizá el comunicador más importante que haya tenido la televisión venezolana. Su influencia en varias generaciones de personalidades de la pequeña pantalla en el país es indudable en sus labores como periodista, narrador, animador de programas de televisión y radio, pero es poco sabido que este gran hombre de la TV nacional provenía de una familia ítalo-venezolana, y que así como él, gran cantidad de estrellas de este medio, rastrean sus orígenes al otro lado del mar.

Renny Ottolina ícono de la televisión Venezolana

Pierina España (Pierina Spagna) de padre y madre siciliana, o Desirée Rolando (nacida como Anna Paola Desire Facchinei Rolando), formaron parte de la época de oro de la televisión de Venezuela, llenando las transmisiones de belleza, elegancia y simpatía: la primera como actriz de las telenovelas de la década de los 70 como “Soltera y sin compromiso”, “Sangre Azul” y “Estefanía”, y la segunda en su rol de animadora, luego de ser coronada como Miss Venezuela 1973.

Miss Venezuela ha sido un gran trampolín para cantidad de talentosas mujeres que han continuado su carrera al frente de las cámaras, pueden contarse nombres como los de Neyla Moronta, ganadora de la corona en 1974; Alejandrina "Nina" Sicilia Hernández quien participó en el certamen en 1985 para luego hacerse modelo y animadora; Viviana Gibelli, animadora y actriz quien fuera participante en el concurso de 1987 o Mónica Lei quien obtuviera el título de Miss Mundo de Las Américas en 1993.

El Miss Venezuela ha dado a sus participantes grandes oportunidades (Foto: lapatilla.com)

Daniela Di Giacomo continuaría esta tradición en 2005 para luego hacerse comunicadora social y trabajar en los medios; Debora Menicucci, quien haría carrera como modelo, diseñadora de modas y presentadora de televisión luego de ganar el título Miss Venezuela Mundo 2014, y cada año jóvenes de todo el país esperan conseguir un pase al mundo del espectáculo criollo luego de desfilar las pasarelas de los concursos internacionales.

La televisión nacional tiene acento italiano

Los noticieros también han tenido su marcada representación ítalo-venezolana, empezando por Nelson Bocaranda, quien además es locutor, articulista y director de uno de los portales web de noticias más importantes q nivel nacional; entre muchísimos más.

Construcciones Yamaro como empresa ha sido parte de los cambios sociales y culturales del país, por lo tanto su interés en la huella dejada por los ciudadanos de ascendencia italiana en todas las áreas de la vida nacional es parte de su desarrollo dentro de la misma.

domingo, 8 de mayo de 2016

La visión fuertemente femenina de Lucía Pizzani

Jorge Pizzani es uno de los pintores más importantes que ha dado Venezuela, quien nacido en 1949 en el estado Aragua y proveniente de una familia de inmigrantes, pronto se destacó entre los creadores de su época, desarrollando una larga y fructífera carrera, la cual se extiende al igual que su legado con la llegada en 1975 de su hija Lucía, con otra exitosa artista nacional, Nella Ochoa, la cual ha  conseguido una voz propia y los logros para sostenerla frente a los críticos y el público.

Sus obras suelen salir de las paredes de las galerías y los formatos establecidos (Foto: traficovisual.com)

Lucía Pizziani ha acudido a diversos conceptos visuales que dan forma a cada paso de su obra, desde el sexuado cuerpo de la mujer, al uso del capullo como contenedor de la vida y de la metamorfosis, todo desde un punto de vista femenino, fuerte e intenso que se revela en las distintas técnicas, materiales y modos de expresión con los que esta ha aprendido a demostrar su mundo interior y la forma en la que entiende la realidad que la rodea, llevada a las paredes, pantallas y texturas.

La obra de Pizzani se mueve entre diversos conceptos (Foto: el-nacional.com)

Sus estudios y preparación para llegar a punto donde se encuentra parecen no detenerse, puesto que aparte de haber estudiado Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello, y Biología Conservacionista en la Universidad de Columbia en Nueva York, también posee un Master en Fine Arts del Chelsea College of Art and Design, ubicado en la ciudad de Londres, lo que le ha asegurado una educación y entrenamiento que ha completado con sus múltiples viajes y experiencias.

La creadora nacional ha conseguido amplio reconocimiento dentro y fuera del país (Foto: oh-nena.com)

Adorador de Imágenes (2014), Mariposario (2013), Vessel y Orchis (2009 y 2011), Retratos Ausentes (2007) y Vestigios (2003) entre otras, componen su cuerpo de trabajo hasta la fecha, además de las muestras grupales en las que ha sido incluida y que le han conseguido renombre nacional e internacional hasta el punto que su trabajo es mostrado como parte de la Colección del Banco Mercantíl de Venezuela, el Museum Of Latin American Art, MOLAA de EE.UU, entre otras alrededor del mundo.

El XII Premio Eugenio Mendoza de 2013 le fue otorgado, ganándole así una elevada posición en las artes nacionales y quedando a la cabeza de los reconocimientos obtenidos por la creadora.

Construcciones Yamaro sabe que el arte es una de las principales forma de comunicación y de legado que puede dejarse a las siguientes generaciones, por lo tanto se interesa en compartirlo con sus lectores.