lunes, 27 de marzo de 2017

Armando Iachini: La universalidad de la cultura italiana

Italia es un país que a pesar de su no tan vasta extensión, ha sabido cómo situar su cultura a lo largo del mundo. La gastronomía, la literatura, la arquitectura y el arte italiano tienen cierto renombre mundial. Podemos hablar, entonces, de una universalidad de la cultura italiana. La razón de esto tal vez se halle en el hecho de que en siglos pasados, los italianos fueron conocidos como un pueblo de inmigrantes.

Armando Iachini

Si hacemos un breve recuente de la Europa del siglo pasado, fueron muchos los problemas sociales que quebraron con la estabilidad colectiva. Por esta razón, en países como Italia, hubo un alto índice migratorio, pues sus habitantes dejaban su lugar de origen para buscar el equilibrio económico que sus países no les podían ofrecer.

Uno de los países de Latinoamérica que recibió a un gran número de inmigrantes italianos, fue Venezuela. La economía en crecimiento de los 50 atrajo a muchos europeos a nuestro país, sobre todo italianos. Para ellos, Venezuela era un país de oportunidades, pues la situación económica brindaba facilidades a todos aquellos quienes quisieran emprender, comenta Armando Iachini.

Muchos italianos lograron hacerse empresarios exitosos en el país. Esto se debe a que el trabajo y la dedicación es para ellos una de las premisas si se quiere lograr el éxito. Son varias las historias que narran el triunfo de los extranjeros en nuestro país, pues este siempre ha brindado un sin límite de oportunidades.

Armando Iachini

En este caso, haremos referencia de Construcciones Yamaro. Una empresa que lleva décadas encargándose del buen desarrollo de la vialidad en nuestro país. Remitirnos a sus orígenes, es narrar la historia de dos jóvenes inmigrantes italianos que llegaron a Venezuela con aspiraciones y metas. Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, han sido los protagonistas de esta historia. Juntos nos demuestran que todo es posible con trabajo duro y determinación.

Por Armando Iachini

lunes, 20 de marzo de 2017

¡DEBES SABERLO! ¿Qué trajo consigo la inmigración italiana a Venezuela?

Todo grupo migratorio trae consigo una serie de aportes a la cultura que le abra las puertas. En este intercambio cultural, se hallan correspondencias que dialogan entre sí, buscando una manera de adaptarse a nuevas realidades palpables. Durante la historia, hemos sido testigos de grandes crisis migratorias. Aún en la actualidad lo somos.

 Armando Iachini
Inmigrantes italianos
Es sabido que en la Europa del siglo XX, debido a las convulsiones sociales, muchos dejaron el continente y de dirigieron a nuevas tierras en búsqueda de una estabilidad que sus países no les proporcionaban. América era el continente que muchos de ellos tenían en mente.

El pueblo italiano siempre ha estado considerado como un pueblo de nómadas. Esto no dejó de evidenciarse en el siglo pasado, puesto que los estragos de la Segunda Guerra Mundial y la dictadura de Mussolini, quebraron con el equilibrio social y llevó a un éxodo considerable, explica Armando Iachini.

Las crecientes economías del nuevo continente atrajeron la atención de los italianos. Estados Unidos, Brasil, Argentina y Venezuela fueron los destinos predilectos para gran parte de los inmigrantes italianos, formando una comunidad muy resaltante en estas naciones.

En Venezuela, por ejemplo, la comunidad italiana se fortaleció en los años 50. En aquel momento, los tiempos de bonanza petrolera captaron la atención de inversores extranjeros, por lo que la economía venezolana experimentó un crecimiento abrupto.

Cuenta Armando Iachini que afortunadamente, los italianos que adoptó al país nos enseñaron que el trabajo es la clave del éxito. Estos se dedicaron a varias profesiones, fortaleciendo al país en las áreas de trabajo. La construcción, la agricultura, la educación y la medicina fueron tan solo unas cuantas de las áreas que ocuparon los italianos.

 Armando Iachini
Construcciones Yamaro se ha dedicado a la construcción
de muchas de las grandes autopistas del país
En el área de construcción, nos encontramos con Construcciones Yamaro, la cual es una empresa que lleva años dedicándose a la construcción de instalaciones de gran escala. Muchas de las grandes autopistas del país han partido de la planificación de Construcciones Yamaro. De esta forma, vemos cómo el trabajo duro de los italianos logró forjar fuertes vínculos con el país.

Por Armando Iachini

domingo, 12 de marzo de 2017

Armando Iachini: Aprender de lo foráneo, la inmigración italiana en Venezuela

Pensar en el legado cultural italiano es una cuestión indiscutible. Durante la historia del arte, hemos visto la influencia que han tenidos los artistas italianos a nivel general. Sin dejar atrás la literatura, en donde nos encontramos con La Divina Comedia, una de las obras italianas con mayor universalidad y un clásico de la literatura europea.

Armando Iachini


Desplazándonos a otro ámbito, pero sin alejarnos de la tradición italiana, podemos hacer referencia a la naturaleza nómada que tanto caracterizó a los italianos en siglos pasados. Como consecuencia de las guerras y dictaduras que afectaron al país durante determinados contextos históricos, muchos italianos decidieron abandonar su tierra para encontrar nuevos horizontes, señala Armando Iachini.

En este sentido, varios países de América en donde se incluyen Brasil, Argentina y Venezuela, fueron el destino predilecto para aquellos europeos que estaban en la búsqueda de nuevas oportunidades y una mejor calidad de vida. En los tres países mencionados, el flujo migratorio italiano fue muy notable, pues familias enteras escapaban de los horrores de su país de origen.

Algo curioso que es necesario destacar de las comunidades italianas, es que trajeron consigo sus costumbres sin abandonarlas, ajustándolas a sus nuevos destinos y causando una influencia en ellos. Por esta razón es que conocemos la pizza y la pasta. A su vez, los restaurantes de comida italiana son muy populares alrededor del mundo.

En Venezuela, explica Armando Iachini, las comunidades italianas se asentaron en diferentes lugares de la región. Gracias al clima y las fértiles tierras que ofrecían los Andes, muchos se ubicaron en estas zonas para dedicarse de lleno a lo que mejor sabían hacer: la agricultura.

Armando Iachini


En las grandes ciudades venezolanas también hubo una influencia de migrantes italianos. Sus oficios eran diversos: barberos, sastres, profesores, médicos, etc. Con arduo trabajo y dedicación somos capaces de proponernos todo lo que nos propongamos. Esto es una enseñanza que nos dejaron los italianos.

Un ejemplo de esto, ha sido Construcciones Yamaroquienes desde hace 46 años  ha venido cimentando una cultura de trabajo y dedicación. Muchos de sus proyectos han sido importantes para el desarrollo vial de Venezuela. Juntos, nos han ayudado a construir el futuro de Venezuela.

Por Armando Iachini

viernes, 3 de marzo de 2017

¡ENTÉRATE! Inmigrantes como constructores de un país

Cada país tiene su propia identidad. En ocasiones, esta identidad se construye por medio de la pluralidad de culturas, lo que los convierte en lugares de mayor aceptación a lo foráneo. Esto nos lleva a hablar sobre la inmigración, la cual es un hecho que nos ha acompañado, prácticamente, desde el principio de los tiempos. Se ha comprobado que muchos pueblos primitivos, se desplazaban de un lugar a otro como una alternativa para  preservar su subsistencia.

Armando Iachini
Inmigrantes italianos
Numerosos acontecimientos abruptos tuvieron lugar en Europa durante el siglo pasado. Guerras, dictaduras y estallidos sociales son parte de los elementos desestabilizadores que redujeron la calidad de vida de los europeos. Como consecuencia, grandes grupos migratorios buscaron destinarse a otros países, en búsqueda de un mejor futuro, comenta Armando Iachini.

La inmigración entonces, se tornó en una opción para todos aquellos que andaban en busca de nuevos horizontes y oportunidades para prosperar. Muchos de estos europeos tenían sus ojos puestos en los países de América. En el caso de Venezuela, la influencia europea estuvo comprendida, en su mayoría, por tres nacionalidades: portuguesa, española e italiana. Siendo esta última una de las más predominantes.

Es así como se consolidó una comunidad de exiliados italianos, cuya intención era la de venir a estas tierras para dar lo mejor de sí y poder cumplir con todo lo que no podían hacer en sus países.  

Se estima que una gran población italiana se concentró en las zonas andinas, precisamente porque estas regiones les permitían hacer lo que mejor sabían, trabajar la agricultura. Si algo caracterizaba esta comunidad italiana que se estaba asentando en nuestros territorios, era su voluntad para el trabajo y para el progreso.

Armando Iachini


En octubre de 1950, arribaron al país los dos jóvenes italianos Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, quienes escapaban de los estragos de la Segunda Guerra Mundial A pesar de su corta edad, eran visionarios. Con trabajo duro, esfuerzo y dedicación, lograron fundar su propia empresa. Conocida ahora como Construcciones Yamaro, una de las compañías de construcción vial más importante del país.

Por Armando Iachini