lunes, 26 de diciembre de 2016

Armando Iachini: Italianos que ayudaron a construir el país

En diversas partes del mundo se han registrado desplazamientos migratorios por parte de italianos. En Suramérica, por ejemplo, este hecho está más que comprobado. Entre los países con mayor cantidad de inmigrantes italianos nos encontramos con BrasilArgentina y Venezuela. Este éxodo numeroso que se dio en distintas regiones de nuestro continente compartía un interés en común: el de salir adelante y encontrar una estabilidad económica que su país en ese momento no les podía brindar.

Armando Iachini

Si hablamos de Venezuela, la comunidad italiana tuvo dos períodos relevantes de afluencia al país. El primero, que data de 1920, en el cual la mayoría se esparció por las zonas andinas para trabajar en lo que mejor sabían hacer: la agricultura. Los terrenos fértiles de los estados Trujillo, Táchira y Mérida eran ideales para el trabajo con la tierra, por ello los italianos se sintieron a gusto al pisar estas regiones. El segundo período está comprendido en la mitad del siglo XX. En esta ocasión, las profesiones de los inmigrantes eran varias: zapateros, constructores, sastres, jornaleros, etc. Los mismos se dispersaron por distintas partes del país.

Emprendimiento, esfuerzo, trabajo y desempeño son palabras que describen a muchos de estos italianos. [Armando Iachini] comenta que Pasquale Iachini y Alfonzo Marozzi, dos jóvenes visionarios que dejaron sus tierras por la búsqueda de nuevas oportunidades. Ambos, tras años de arduo trabajo, lograron formar una de las empresas más sólidas en cuanto a construcción vial del país, formalmente conocida como Construcciones Yamaro.

Armando Iachini

El comercio, la industria, la arquitectura, la cultura, la construcción, la banca, la estética, la academia, la moda, la ciencia, la medicina, la agricultura y la ganadería son facultades en las que se desarrollaron estos italianos, que luego adoptarían el gentilicio de venezolanos. Juntos, nos ayudaron a construir un futuro que aún hoy día se percibe. Aprendieron de nuestra cultura al igual que nosotros aprendimos de las de ella. Nos enseñaron que el trabajo es uno de los pilares fundamentales de la sociedad.

Por Armando Iachini

lunes, 19 de diciembre de 2016

¡NO TE LO PIERDAS!: La tradición migrante italiana

Los italianos son conocidos por ser un pueblo de emigrantes. Se tiene registro de que durante siglos, estos sentaron comunidades entre los cuatro continentes. Esta ola migratoria ha tenido como catalizador la profunda pobreza en diferentes zonas de Italia. La salida de estas personas significó para la sociedad italiana un fuerte alivio en cuanto a la presión demográfica.

Armando Iachini 

Como destino tuvieron sobre todo a América del Sur y Norteamérica, particularmente Estados Unidos, Brasil y Argentina, países con un gran crecimiento económico que necesitaba de mano de obra. Estas migraciones fueron previstas para largo plazo, puesto que el retorno a Italia no formaba parte de sus proyectos.

[Armando Iachini] cuenta que a mediados del siglo XX, Venezuela recibe con los brazos abiertos a una extensa ola de emigraciones proveniente de diversas partes de Europa. En su mayoría, eran personas que escapaban de los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Es así como se consolidó una comunidad de exiliados italianos, cuya intención era la de venir a estas tierras para dar lo mejor de sí y poder cumplir todas sus metas propuestas.

Se estima que una gran población italiana se concentró en las zonas andinas, precisamente porque estas regiones les permitían hacer lo que mejor sabían, trabajar la agricultura. Si algo caracterizaba esta comunidad italiana que se estaba asentando en nuestros territorios, era su voluntad para el trabajo y para el progreso.

Armando Iachini 

Fue en octubre de 1950, cuando dos jóvenes italianos, Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, escapando de los estragos de la Segunda Guerra Mundial, llegan a tierras venezolanas. A pesar de su corta edad, eran visionarios. Con trabajo duro, esfuerzo y dedicación, lograron fundar su propia empresa. Conocida ahora como Construcciones Yamaro, una de las compañías de construcción vial más importante del país.

Por Armando Iachini

lunes, 12 de diciembre de 2016

Armando Iachini: Los italianos en Venezuela

Toda nación está conformada por comunidades foráneas que le brindan un carácter plural y heterogéneo a la misma. La inmigración es un hecho que nos ha acompañado, prácticamente, desde el principio de los tiempos. Se ha comprobado que muchos pueblos primitivos, se desplazaban de un lugar a otro como una alternativa para  preservar su subsistencia.

Armando Iachini

Es sabido que la mitad del siglo XX en Europa, estuvo marcado por acontecimientos históricos que acometieron contra la estabilidad social que se tenía por conocida. [Armando Iachini] cuenta que las guerras, dictaduras y estallidos sociales son parte de los elementos desestabilizadores que redujeron la calidad de vida de los europeos.

Por este motivo, la inmigración se tornó en una opción para todos aquellos que andaban en busca de nuevos horizontes y oportunidades para prosperar. En el caso de Venezuela, la influencia europea estuvo comprendida, en su mayoría, por tres nacionalidades: portuguesa, española e italiana. Siendo esta última una de las más predominantes.

Fue a partir de 1950 cuando un aproximado de 300.000 italianos llegaron al país, sumando un 7% a la población de la época. De acuerdo al Censo Nacional de 1961, los italianos formaban parte de la Comunidad Europea más densa de Venezuela. Entre sus actividades económicas principales, se encontraban la agricultura y la construcción. Las comunidades de agricultores se ubicaron principalmente en las zonas andinas, mientras que los que se dedicaron a la construcción estaban distribuidos a lo largo del país.

Armando Iachini
Emprendimiento, esfuerzo, trabajo y desempeño son palabras que describen a muchos de estos italianos. Entre ellos nos encontramos con Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, dos jóvenes visionarios que dejaron sus tierras por la búsqueda de nuevas oportunidades. Ambos, tras años de arduo trabajo, lograron formar una de las empresas más sólidas en cuanto a construcción vial del país, formalmente conocida como Construcciones Yamaro.

Por Armando Iachini

lunes, 5 de diciembre de 2016

¡ATENCIÓN!: Italia y Venezuela, países unidos por la inmigración

Entre las culturas más influyentes de Occidentenos encontramos con la italiana. Ya sea en la gastronomía o la literatura, Italia mantiene una posición destacable en estos ámbitos. En cierta forma, su cultura aún conserva el resplandor del Imperio Romano. Es por ello que la influencia de los italianos en los países en donde han emigrado es tan notable.


Armando Iachini

[Armando Iachini] comenta que a mediados del siglo XX, Venezuela recibe con los brazos abiertos a una extensa ola de emigraciones proveniente de diversas partes de Europa. En su mayoría, eran personas que escapaban de los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Es así como se consolidó una comunidad de exiliados italianos, cuya intención era la de venir a estas tierras para dar lo mejor de sí y poder cumplir todas sus metas propuestas.

Fue a partir de 1950 cuando un aproximado de 300.00 italianos llegaron al país, sumando un 7% a la población de la época. De acuerdo al Censo Nacional de 1961, los italianos formaban parte de la Comunidad Europea más densa de Venezuela. Entre sus actividades económicas principales, se encontraban la agricultura y la construcción. Las comunidades de agricultores se ubicaron principalmente en las zonas andinas, mientras que los que se dedicaron a la construcción estaban distribuidos a lo largo del país.

Emprendimiento, esfuerzo, trabajo y desempeño son palabras que describen a muchos de estos italianos. Entre ellos nos encontramos con Pasquale Iachini y Alfonzo Marozzi, dos jóvenes visionarios que dejaron sus tierras por la búsqueda de nuevas oportunidades. Ambos, tras años de arduo trabajo, lograron formar una de las empresas más sólidas en cuanto a construcción vial del país, formalmente conocida como Construcciones Yamaro.

Armando Iachini


Desde hace 46 años, Construcciones Yamaro ha venido cimentando una cultura de trabajo y dedicación. Muchos de sus proyectos han sido importantes para el desarrollo vial de Venezuela. Juntos, nos han ayudado a construir el futuro de Venezuela.

Por Armando Iachini