Armando Iachini: Culinaria italiana en Venezuela, testamento de un encuentro

Italia ha traído a Venezuela suculentos platillos que, mucho más que una sinfonía de sabores y colores en la mesa, son también el ejemplo de una unión desarrollada con el tiempo, con la hermandad y el compromiso de quienes llegaron a este país a trabajar y hacer patria, con los conocimientos, la experiencia y el apego que importaron desde su antiguo hogar. 

Pastas, pizzas, salsas, y diversos postres como el Tiramisú y la Panna Cotta, son ahora un legado que forma parte de las influencias italianas dentro de la gastronomía de Venezuela.

Venezuela es el segundo país mayor consumidor de pasta luego de Italia.
Productos venezolanos y el artificio italiano se unieron para crear confecciones inspiradas en los platos tradicionales del país adriático pero con la sazón local. La cantidad de restaurantes, recetarios, leyendas culinarias y fusiones nacen a partir de este encuentro de dos identidades y dos geografías, y se traducen en una serie de conceptos que nacen en el Nuevo Mundo.

Pizza Margarita, la más solicitada por los venezolanos.

Yamaro Construcciones es un ejemplo de como la llegada de inmigrantes italianos trajo no sólo nuevas ideas y negocios de avanzada que se han mantenido en el tiempo, sino una serie de tradiciones que intentan ser recreadas y mantenidas en el lugar de destino; un maridaje perfecto al igual que en el fogón de lo nuevo y lo viejo, lo desconocido y lo familiar, que tiene gusto a novedad pero también a propio. 

Comidas creadas en torno a esta filosofía son el ejemplo perfecto; Venezuela por ejemplo, se dice que es el segundo país del mundo donde más pasta se come después de Italia, y esto es debido a una identificación arraigada de los unos con los otros, que nunca se podría perder en el tiempo para seguir apuntando hacia el futuro.

Comentarios

Entradas populares