martes, 6 de junio de 2017

Armando Iachini: La influencia de los italianos en Venezuela

Toda nación plural y diversa surge como consecuencia de la influencia de los grupos migratorios. A pesar de que existan muchos grupos –en su mayoría inclinados hacia un pensamiento de derechas- que afirman que la inmigración es un factor negativo para las sociedades, se ha confirmado que los países de mayor desarrollo tanto cultural como económico, son los que tienen una diversidad racial más pronunciada.


Armando Iachini


Son varios los beneficios que traen los grandes grupos migratorios, ya sean económicos, sociales o culturales. A mediados del siglo XX, concretamente en el período de 1940 entre 1960, hubo en Venezuela una primera gran oleada migratoria que contribuyó profundamente en el crecimiento poblacional y en el desarrollo del país. Los efectos socio-culturales y demográficos que dejó este proceso migratorio que es conocido como el de las “puertas abiertas” se perciben todavía, casi 70 años después.

Es bien sabido que la Europa del siglo pasado, estuvo sometida a numerosos acontecimientos de naturaleza convulsa que afectó considerablemente la calidad de vida de los europeos. Como consecuencia, muchos buscaban nuevos horizontes lejos de sus fronteras. El continente a escoger era, en su mayoría, América. En la caso de Venezuela, las nacionalidades que impactaron con mayor intensidad se encuentran la portuguesa, la española y la italiana, explica Armando Iachini.

Se estima que una gran población italiana se concentró en las zonas andinas, precisamente porque estas regiones les permitían hacer lo que mejor sabían, trabajar la agricultura. Si algo caracterizaba esta comunidad italiana que se estaba asentando en nuestros territorios, era su voluntad para el trabajo y para el progreso.

Armando Iachini

La influencia de la inmigración italiana se evidenció en la agricultura y de la construcción. Este último se puede notar empresas de la talla de Construcciones Yamaro, fundada por Pasquale Manzini y Alfonzo Marrozzi. Estos dos personajes llegaron a Venezuela muy jóvenes en la búsqueda de nuevos horizontes y una mejor calidad de vida. Desde temprano, comprendieron que el trabajo y la dedicación son pilares fundamentales si lo que se quiere es progresar. 

Por Armando Iachini

No hay comentarios:

Publicar un comentario