jueves, 2 de febrero de 2017

Armando Iachini: Venezuela le abrió las puertas a los inmigrantes italianos

Todo flujo migratorio trae consigo influencias positivas al país de destino. Casi siempre, estos aspectos se relacionan al ámbito cultural. Se ha comprobado que los países con mayor diversidad y multiculturalidad son los más tolerantes y democráticos. En este sentido, hay que mencionar la inmigración italiana, puesto que los italianos son conocidos por ser un pueblo de migrantes y se han encargado de esparcir su cultura a lo largo del mundo.

Armando Iachini

Al mismo tiempo, hay que tener en consideración que todo país se construye por su gente. En el caso de Latinoamérica, la gran influencia de nacionalidades sirvió para moldear una idiosincrasia en común, en donde el trabajo y el esfuerzo son los pilares necesarios para el desarrollo de cada nación. La aceptación a lo foráneo fue lo que nos permitió ampliar nuestras perspectivas y confluir con otras realidades, comenta Armando Iachini.

A mediados del siglo XX, Venezuela recibe con los brazos abiertos a una extensa ola de emigraciones proveniente de diversas partes de Europa. En su mayoría, eran personas que escapaban de los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Es así como se consolidó una comunidad de exiliados italianos, cuya intención era la de venir a estas tierras para dar lo mejor de sí y poder cumplir todas sus metas propuestas.

Armando Iachini

En el caso de la inmigración italiana, su influencia se evidenció en el ámbito de la agricultura y de la construcción. Este último se puede notar empresas de la talla de Construcciones Yamaro, fundada por Pasquale Manzini y Alfonzo Marrozzi. Estos dos personajes llegaron a Venezuela muy jóvenes en la búsqueda de nuevos horizontes y una mejor calidad de vida, cuenta Armando Iachini. Desde temprano, comprendieron que el trabajo y la dedicación son pilares fundamentales si lo que se quiere es progresar. Construcciones Yamaro es el vivo ejemplo de que con empeño y trabajo duro, se construyen vías para el desarrollo de un mejor país.

Por Armando Iachini

No hay comentarios:

Publicar un comentario