lunes, 20 de febrero de 2017

Armando Iachini: El legado italiano en Venezuela

Las comunidades italianas tuvieron un notable impacto en el censo de la Venezuela del siglo pasado. Existen dos períodos en donde la influencia del país mediterráneo se evidenció más fuertemente: en la primera década y en mediados del siglo XX. Los italianos se desempeñaron muy bien en áreas relacionadas a la agricultura y la construcción, pero sus labores no solo se limitaban a ese ámbito.

Armando Iachini


La primera oleada migratoria se concentró primordialmente en los Andes, puesto que la región les ofrecía desarrollarse plenamente en la agricultura, comenta Armando Iachini.

El segundo período migratorio se comprende entre 1940 a 1960. Las convulsiones sociales que engendraron en Europa para aquella época, fueron el motivo por el cual muchas familias decidieron dejar sus países de origen en busca de nuevos horizontes. Venezuela recibió a los italianos con los brazos abiertos. El valor, la entereza y el optimismo que trajeron consigo para establecerse en este país no dejan de ser admirables. Todos ellos vinieron con la idea de triunfar y de integrarse. Sin su aporte, este país estaría incompleto.

Fue en octubre de 1950, cuando dos jóvenes italianos, Pasquale Ianchini y Alfonzo Marozzi, escapando de los estragos de la Segunda Guerra Mundial, llegan a tierras venezolanas. A pesar de su corta edad, eran visionarios. Con trabajo duro, esfuerzo y dedicación, lograron fundar su propia empresa. Conocida ahora como Construcciones Yamaro, una de las compañías de construcción vial más importante del país.
Armando Iachini
El comercio, la industria, la arquitectura, la cultura, la construcción, la banca, la estética, la academia, la moda, la ciencia, la medicina, la agricultura y la ganadería son facultades en las que se desarrollaron estos italianos, que luego adoptarían el gentilicio de venezolanos, detalla Armando Iachini. Juntos, nos ayudaron a construir un futuro que aún hoy día se percibe. Aprendieron de nuestra cultura al igual que nosotros aprendimos de las de ella. Nos enseñaron que el trabajo es uno de los pilares fundamentales de la sociedad.

Por Armando Iachini

No hay comentarios:

Publicar un comentario